Cádiz

Los ecologistas ven prescindibles los rellenos para la nueva terminal

  • Purificación González sigue pensando que "al igual que pasó con los otros dos proyectos anteriores, al final no se hará"

La cofundadora de grupos ecologistas como Agadén o Los Verdes, Purificación González de la Blanca, ejerció hace unos meses de alegante durante el período de exposición pública del estudio de impacto medio ambiental de la nueva terminal de contenedores del puerto de Cádiz. En aquel entonces esgrimía argumentos que defendían que el proyecto no era necesario y que había que estar muy alerta por su afección al Parque Natural de la Bahía, al patrimonio arqueológico y a la playa de Valdelagrana.

Sus alegaciones han obtenido respuesta por parte de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz como parte promotora del proyecto. La APBC reconoce que ahora se viven una situación de crisis global que ha originado una estabilización del tráfico de contenedores pero alerta de la tendencia alcista a nivel mundial de estos tráficos, lo que le lleva a defender la necesaria adecuación de las instalaciones portuarias a la demanda que se avecina.

Pero la ecologistas González de la Blanca mantiene su tesis y no sólo insiste en negar la tendencia alcista que defienden los indicadores portuarios sino que mantiene a pies juntillas dos cuestiones. Una, la menos apocalíptica, que indica que años atrás ya se llevaron a cabo dos rellenos, uno en el Bajo de La Cabezuela y otro en la Punta de San Felipe que luego no fueron usados con el fin que se utilizó como excusa. González de la Blanca augura que la historia se repite de nuevo y que se harán más rellenos "que nunca serán utilizados para el traslado de la terminal de contenedores". Y a sabiendas de ello cree que el proyecto "ni es rentable económica ni ecológicamente".

El motivo que, según ella, anda tras este nuevo sueño portuario es que "el negocio aquí son los rellenos. Es lamentable que la gente confunda cemento con progreso". "Las grandes constructoras se especializan ahora en devorar los presupuestos del Estado y hay ya empresas especializadas en dragar y rellenar. Y al final, para nada", sentencia la cofundadora de grupos ecologistas como Agadén. Así, lo que hace es mantener su idea de intentar eludir los nuevos rellenos "que evitarían la desecación progresiva de la Bahía" y trasladar, "porque no soy enemiga del crecimiento del puerto", los contenedores a los rellenos, ahora sin uso , del Bajo de La Cabezuela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios