Cádiz

La droga robada en el búnker acabó en Escocia tras salir de Cádiz por mar

  • La UDEV detuvo a uno de los implicados en Madrid, donde intervino un coche robado y con matrículas falsas

  • Uno de los que está en prisión es el dueño de un club de pádel en Chiclana

La banda que robó los 300 kilos de droga -en su mayor parte cocaína- del búnker de la Subdelegación de Gobierno, y que fue detenida el pasado jueves, envió el cargamento a Escocia por vía marítima. A las pocas horas de un golpe maestro, que ha traído en jaque a la Policía Nacional durante cuatro años y medio, la droga habría salido del puerto gaditano con rumbo a las islas británicas, donde la Interpol descubrió su rastro hace algunos meses gracias a los análisis que el Departamento de Sanidad del Ministerio del Interior realiza a los alijos y que no sólo ofrece datos sobre su pureza sino también sobre los precursores que se utilizan para su corte. La Oficina Europea de Policía dispone de un registro llamado EILCS (acrónimo en inglés de Sistema de Comparación de Laboratorios Ilegales de Europol), que en casos como este permite establecer partidas elaboradas por el mismo fabricante.

Desde un principio los agentes de la UDEV que se hicieron cargo de la investigación tuvieron claro que los ahora detenidos no eran más que peones de una organización criminal a gran escala que también estaría detrás de los robos a los depósitos de droga de Málaga y Sevilla. Sobre todo les interesaría la cocaína, ya que el hachís casi sería una propina para el grupo especializado en robos por butrón que durante más de cuatro horas acabó por cometer el sonado golpe.

Los registros fueron realizados por los GOES, un grupo como los GEOS con base en Málaga

La banda también tenía conexiones en la capital de España. De hecho, agentes de la UDEV se desplazaron a Madrid, donde detuvieron a uno de los implicados que posteriormente fue trasladado a Cádiz para declarar ante el juez junto a sus compinches.

Precisamente uno de los detenidos es Jacobo M.G., un madrileño que se instaló hace unos años en Chiclana y que montó un club de pádel en la localidad. Esta persona tenía un alto nivel de vida, uno de los aspectos que llamó la atención de la policía.

En la operación, además de abundante material, se han intervenido dos coches. Un Toyota Corolla verso gris, con placas de matrículas falsas y cuyo robo fue denunciado en Madrid, y un Toyota Rav4.

Los registros fueron llevados a cabo por los GOES, un grupo de operaciones especiales similar a los GEOS pero con base en Málaga, apoyados por la UPR de la Comisaría gaditana.

Además de los tres detenidos el jueves, que tras pasar a disposición judicial fueron enviados a prisión por la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Cádiz, fue arrestada una mujer, posiblemente pareja de uno de los implicados, que fue puesta en libertad por la jueza.

La cocaína robada en Cádiz no sólo iba a venderse en Escocia sino también en Holanda, a un precio muy superior al que se paga en España.

Una de las claves para el éxito de una operación que sigue abierta, por lo que no se descartan más detenciones, han sido las llamadas telefónicas. Europol tiene una base de datos de teléfonos implicados en actos delictivos y cuenta con tecnología israelí para poder seguir la pista a números a los que, a través de una complicada triangulación, se puede colocar en el lugar y la franja horaria de los hechos. Hablamos de un sofisticado aparato denominado Dispositivo de Extracción Forense Universal (DEFU), que es capaz de violar la seguridad de cualquier teléfono móvil, reconstruir su actividad y hasta recuperar archivos de memoria e imagen, aunque hubieran sido borrados.

Así, a base de muchas horas de duro trabajo, de seguimientos y de sigilo se ha conseguido detener a los primeros eslabones de la cadena. La Policía sigue investigando porque considera que no actuaron solos, y porque llegar hasta los niveles más altos será muy complicado pero igual de atractivo. Para ello siguen esforzándose en una trama que ya ha sufrido sus primeras bajas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios