Narcotráfico Dos detenidos escapan saltando por la ventana desde la última planta de la Aduana

  • Se arrojaron mientras eran custodiados y no han sido detenidos. Los arrestados por Vigilancia Aduanera eran cuatro, y se aprehendieron 2.400 kilos de hachís en una lancha

Fachada posterior del edificio de Aduana, por donde podrían haber saltado los huidos Fachada posterior del edificio de Aduana, por donde podrían haber saltado los huidos

Fachada posterior del edificio de Aduana, por donde podrían haber saltado los huidos / Marcos Piñero

Comentarios 3

Los agentes de Vigilancia Aduanera en Cádiz que custodiaban en la madrugada de este jueves a los cuatro detenidos en una operación contra el tráfico de drogas no se podían esperar la reacción de dos de ellos: en un momento y de improviso saltaron por la ventana de las dependencias en el edificio de la Aduana de la capital gaditana, desde una altura equivalente a una tercera planta. Y anoche aún los estaban buscando.

"Simplemente, se tiraron y huyeron. Es una cosa que no te esperas", explicaron desde las oficinas centrales de la Agencia Tributaria en Madrid al ser preguntados sobre cómo podían haberse zafado los presuntos delincuentes de manera tan extraña, y estando custodiados en unas dependencias policiales.

"No sabemos en qué estado, pero huyeron. Inmediatamente dimos aviso a los servicios de seguridad y a la Policía, que desde entonces los están buscando. Están filiados e identificados, eso sí", añadieron las mismas fuentes, pero sin embargo la Policía Nacional en Cádiz dice a última hora de la tarde de este jueves no tener ninguna comunicación oficial de la huida de estos delincuentes.

Es difícil creer que los huidos no quedaran, al menos, seriamente lesionados en su salto, pero el caso es que lograron escapar. La única posibilidad es que se arrojaran por un lateral o por la parte trasera del edificio, que dan a terrazas a una mayor altura, y que desde ahí se pudieran deslizar hasta el nivel de la calle. Lo que sí demostraron, no obstante, es una gran agilidad y rapidez de reflejos.

La operación se había iniciado en la noche del miércoles, cuando la patrullera 'Milano 2' de Vigilancia Aduanera y con base en Cádiz interceptó en aguas cercanas al Estrecho una embarcación semirrígida, de las comúnmente conocidas como 'gomas' a bordo de la cual iban cuatro personas, que fueron detenidas. La lancha, que portaba además 2.400 kilos de hachís empaquetados en los habituales fardos, se encontraba en muy mal estado, y fue entregada al servicio de Salvamento Marítimo, concretamente a un buque con base en Tarifa, que se hizo cargo de ella.

Los cuatro detenidos, tres residentes en Sevilla y uno en Ceuta, fueron conducidos a las dependencias de la Aduana, frente al muelle de Cádiz, y fue precisamente en estas instalaciones donde, de sopetón y en la madrugada de este jueves, se produjo la huida de dos de ellos, en concreto el arrestado de Ceuta y uno de los de Sevilla. No se han dado a conocer más información sobre la identidad de los huidos, pero sin duda sería curioso conocer algunos detalles sobre sus aptitudes atléticas, alguien diría que sobrehumanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios