Cádiz

Los detallistas iniciarán la mudanza al mercado el día 3 de noviembre

  • El Ayuntamiento pone fecha a la entrega de las llaves a los 148 minoristas, les da once días para trasladarse y anuncia que la carpa grande de realojo estará desmontada un par de meses más tarde

El día 3 de noviembre los minoristas recibirán las llaves del renovado mercado de abastos y tendrán diez días para trasladarse. El 14 de ese mes, el histórico edificio debe abrir sus puertas al público después de dos años, un mes y doce días cerrado por obras.

Así lo anunció la alcaldesa, Teófila Martínez, en la visita que realizó junto a los ediles Ignacio Romaní y José Blas Fernández. La reapertura estará precedida por dos jornadas de puertas abiertas. La primera será el próximo día 26, de diez de la mañana a seis de la tare, coincidiendo con la celebración de la festividad de los Tosantos en el mercado Virgen del Rosario. La segunda, el sábado 31 con igual horario.

A la Plaza le quedan sólo detalles: colocar cableado, algunos techos de metacrilato, arreglar el acerado deteriorado por el paso de vehículos pesados y colocar toldos, bancos y jardineras. Habrá toldos en el perímetro interior del mercado y también en las puertas abatibles de los puestos que miran hacia el este, para protegerlos del sol de la mañana.

Pero ya está casi todo listo, y así la alcaldesa pudo revisar el interior de la cámara frigorífica del puesto número 59, "Manolo", de carne y recova, e inspeccionar a su gusto el 114, de frutas y verdura, "Mari".

En total son 148 los minoristas que se trasladarán hasta el nuevo mercado desde la carpa provisional, sin contar el adjudicatario de la cafetería, que estará ubicada en la primera planta con vistas a los puestos del pescado, es decir, en la zona de nueva construcción. La obra del mercado es, en realidad, dos: la edificación de un cuerpo central para el pescado, un sótano donde se ubican los vestuarios y la sala de lactancia, espacio para la asociación de detallistas y la cafetería, y la rehabilitación del edificio histórico, que conforma el perímetro.

La restauración no ha podido completarse porque la carpa de realojo tapa uno de los laterales. La alcaldesa indicó que está previsto que, una vez terminada la mudanza, la carpa se retire de la calle Libertad en dos meses. La mayor parte de este tiempo se irá, explicó, el retirar las conexiones de agua y luz, mientras que quitar la carpa será más rápido. Una vez que se elimine esta instalación se podrá acometer la reforma del lateral del mercado y también la de la calle, donde irán cuatro quioscos diseñados por el arquitecto autor del proyecto de la plaza, Carlos de Riaño, con espacio para cuatro puestos cada uno.

Cuando éstos se hagan se mudarán a ellos los comerciantes que antes se ubicaban en los puestos exteriores del mercado y que actualmente están en la carpa pequeña, que por lo tanto permanecerá más tiempo en Guerra Jiménez.

Teófila Martínez indicó que la inversión realizada equivale a 60.000 euros por cada puesto y, por lo tanto, pidió que se cuiden al máximo. El mercado entra a funcionar con una nueva ordenanza, uniformes y la vigilancia constante de un inspector de sanidad y de agentes de la Policía Local. La obra no sólo ha costado dinero, sitambién ha requerido de la celebración de doscientas reuniones de coordinación en un "esfuerzo titánico de comprensión y de hacer ver a los minoristas que no se puede llevar el mercado como hace 50 ni 20 años".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios