Cádiz

El paro desciende en Cádiz a cifras del inicio de la gran crisis de 2008

  • El desempleo bajó en junio de las 13.000 personas

  • La capital sigue liderando el número de inscritos en la Seguridad Social

La Escuela de Hostelería genera mucho empleo entre sus estudiantes. La Escuela de Hostelería genera mucho empleo entre sus estudiantes.

La Escuela de Hostelería genera mucho empleo entre sus estudiantes. / jesús marín

En octubre de 2008, cuando la crisis bursátil puso a los países más desarrollados al borde del caos y tocó de lleno a la economía española, cuando íbamos a adelantar incluso a la alemana, en Cádiz capital estaban registrados 13.071 desempleados. Desde entonces han sido necesarios casi diez años, 117 meses, para que la ciudad baje de esta cifra.

Junio de 2018 cerró con 12.708 parados. Es cierto que entre un mes y otro la capital ha seguido bajando de población, unos 9.000 vecinos menos en este periodo de tiempo, lo que trastoca una comparativa basándonos sólo en porcentajes, pero lograr descender de los 13.000 afectados supone un claro avance en la larga y tortuosa lucha contra el desempleo. Y más si tenemos en cuenta que entre un año y otro el paro de Cádiz se llegó a disparar hasta las 18.088 personas, cuantificadas en marzo de 2014, 5.300 menos que ahora, que no está nada mal, dentro de la tragedia que supone no tener un empleo.

El número de mujeres paradas ha bajado de una forma notable en una década

A pesar de esta tendencia a la baja, lo cierto es que el primer semestre de 2018 ha ralentizado el descenso iniciado en 2016. En esta década el bajón de junio ha sido superior al de este ejercicio en cinco años, por ejemplo.

Cuando Podemos-Ganar Cádiz entró en el gobierno de la ciudad, en junio de 2015, la capital registraba 16.624 parados, cuatro mil más que ahora, cuando la coalición afronta su último año de mandato antes de las elecciones de 2019.

Entre junio de 2018 y octubre de 2008 apenas se ha movido el número de hombres si empleo. Hace una década eran 5.471 y ahora lo están 5.469; en cuanto a las mujeres sí han bajado de forma más notable, de 7.600 a 7.239.

Han bajado también los menores de 25 años sin trabajo. Ahora son 703, casi la mitad de los que estaban en la misma situación hace una década, aunque sí se ha producido un notable aumento de mayores 45 años registrados en las oficinas de empleo, una situación especialmente grave para un colectivo que va envejeciendo poco a poco y comprueba que cada vez le resulta más complicado retornar al mercado laboral.

Con todo, la capital sigue siendo la ciudad de la provincia con un mayor número de afiliados a la Seguridad Social. Hoy son 77.232, de los que 71.100 están en el registro del régimen general; hay 5.030 autónomos, 780 afiliados al sistema de hogar, otros 279 al marítimo y 43 al régimen agrario (en las cifras de parado hay 85 incluidos en el apartado de agricultura). Los datos de la Seguridad Social son superiores tanto en la comparativa con octubre de 2008 (tres mil más) como la de junio de ese año (1.300 más).

En cuanto a los sectores productivos, siguen siendo los Servicios los que acumulan un mayor número de demandantes de empleo, como sector referente de nuestra economía tras la caída de la industria en la capital. Ahora son 9.318, mil más que hace una década. Por contra, ha bajado de forma notable el paro en la Construcción, con 923 personas mientras que en 2008 había 1.236. Hay que tener en cuenta que hace diez años ya estábamos metidos de lleno en la crisis de la burbuja inmobiliaria, que provocó un parón en seco en nuevas construcciones. La industria se mantiene estable (871 frente a los 809 de 2018), mientras que en Agricultura hay inscritos 85 demandantes tras una importante caída respecto a los 127 anteriores. También es notable el bajón en los que no tenían un empleo anterior. Ahora son 1.511, mil menos que en 2008.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios