Cádiz

"Una cosa es tener una partida presupuestaria y otra liquidez"

  • José Blas Fernández asegura que si el segundo puente no se finaliza en el Doce "Cádiz sufriría un daño irreparable" y confirma las movilizaciones ciudadanas

El Ayuntamiento no cree a José Blanco. A Pepiño Blanco, como lo llama José Blas Fernández. El primer teniente de alcaldesa sustituyó ayer a Teófila Martínez en su comparecencia ante los medios posterior a la junta de Gobierno local y mostró la indignación que corroe al Consistorio por ver la obra del segundo puente "bajo mínimos". El ministro de Fomento comentaba el lunes en Sevilla que los trabajos siguen su ritmo marcado y que existen unas partidas presupuestarias aprobadas por el Congreso de los Diputados. José Blas insistió en que "una cosa son las partidas presupuestarias y otra muy distinta la liquidez necesaria para ir pagando, porque una empresa seria como es Dragados no va a parar por gusto. Si lo ha hecho sus motivos tendrá".

Fernández confirmó lo dicho por Teófila al preguntarle este medio su impresión sobre la nueva ralentización del puente adelantada por Diario de Cádiz en su edición del pasado domingo. "Por supuesto que seguiremos adelante con las movilizaciones; el puente es primordial para nosotros y no puede esperar más tiempo".

Desde la propia obra se habla del primer semestre de 2013 como fecha probable de finalización de los trabajos, algo que José Blas considera "muy grave, podríamos hablar de un daño irreparable para la ciudad que no esté en el Doce. El Ayuntamiento ha hecho sus tareas y las ha hecho bien, pero el Ministerio de Fomento no ha hecho la suya, que era exclusivamente la culminación de un proyecto como el segundo puente de importancia capital para toda la Bahía y que, con los actos del Bicentenario, iba a tener aún mayor realce como signo de modernidad de la provincia".

Al preguntarle si desde el Consistorio piensan ponerse en contacto con Dragados para pedirle información sobre la obra indicó que "no porque Dragados es una empresa contratada por Fomento y no tiene por qué darnos explicaciones a nosotros. Lo que sí haremos es seguir exigiendo a Fomento que nos asegure que el puente va a estar en la fecha prometida".

José Blas bromeó diciendo que "en el Doce nos defendimos de Napoleón y dos siglos después vamos a tener que defendernos de Pepiño Blanco". Para a continuación referirse a las palabras de González Cabaña, secretario general del PSOE en la provincia y que reconoció la ralentización de las obras del puente. "Comprobar eso es tan fácil como situarse en El Corte Inglés y ver que apenas hay trabajadores en los tajos. La Policía Local también nos informa y nos dice que hay pocas personas trabajando y que el proyecto no avanza al ritmo que debiera, sobre todo ahora en verano que es cuando más deben acelerar unas obras que se realizan en medio de la Bahía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios