Pleno del Ayuntamiento de Cádiz

El convenio para la permuta del Reina Sofía sale adelante con el rechazo del PP y Ciudadanos

  • La formación naranja se reserva el derecho a impugnarlo si "no es beneficioso para la ciudad".

Ignacio Romaní, durante el pleno de este viernes. Ignacio Romaní, durante el pleno de este viernes.

Ignacio Romaní, durante el pleno de este viernes. / Lourdes de Vicente

Comentarios 1

Los votos del equipo de Gobierno y el PSOE han dado el visto bueno esta mañana en el Pleno municipal al texto del convenio entre el Ayuntamiento de Cádiz y la Universidad de Cádiz que permitirá la permuta entre el Centro Cultural Reina Sofía y el Rectorado por un plazo de 50 años, lo que lleva aparejado también las actuaciones en otros espacios como el Campo de las Balas y la pérgola de Santa Bárbara, y la construcción del Teatro José María Pemán. Este acuerdo se ha encontrado con el rechazo frontal de PP y Ciudadanos. Incluso, la formación naranja ha dejado caer la posibilidad de impugnarlo si termina considerando, según afirmó su portavoz, Juan Manuel Pérez Dorao, que “no es beneficioso para la ciudad”. 

En el debate se evidenció la división en dos bandos del arco plenario, aunque también se vieron acentuadas las reticencias que Ganar Cádiz en Común ha tenido sobre este convenio, aunque finalmente decidió votarlo favorablemente tras incluirse en el expediente un anexo en el que la UCA se compromete a llevar a cabo una serie de actuaciones exigidas por los socios de gobierno de Por Cádiz sí se puede. 

Las diferencias con la oposición sobre el acuerdo se evidenciaron especialmente en la intervención de la exalcaldesa, Teófila Martínez, que llegó a calificar el pacto como un “expolio” a la ciudad  y un “capricho” del rector de la UCA, Eduardo González Mazo, porque “le gusta ver el mar” desde su despacho, haciendo la comparación con la concejala de Cultura, Eva Tubío, a la que afeó que colocó su despacho “en la esquina con mejores vistas” del Centro Cultural Reina Sofía. Estas críticas se acentuaron al señalar que la institución universitaria dispone de 9.000 metros cuadrados en el antiguo Hospital Militar para instalar el Rectorado. Asimismo, también denunció que con el convenio “se hipoteca el futuro de su disponibilidad por 50 años”. Anteriormente, el portavoz del PP, Juan José Ortiz, criticó que el acuerdo entre las partes “no está equilibrado”, al hacer un cálculo de que la Universidad debería aportar 10 millones de euros con la permuta de edificios por la diferencia de metros cuadrados y el tiempo de uso. 

Este cálculo le valió el ataque del alcalde, José María González Santos, que mostró sus dudas sobre si estaba debatiendo con un trabajador de “Tecnocasa” por usar “la ciudad como una posesión” y tratarla según “la especulación en función de la pujanza del mercado”. Por ello, el regidor municipal pidió a los concejales que “tengan una vista larga” para que puedan “imaginar un campus universitario como la ciudad de Cádiz se merece” por la recuperación de todos los edificios del llamado cinturón universitario. Asimismo, también contestó a las críticas que realizó el portavoz de Ciudadanos, Juan Manuel Pérez Dorao, que aseguró que el convenio “está verde”, al decir que “me sonrojo de vergüenza al ver cómo se manosea y toquetea con la intención de que fracase”. Con todo, González Santos defendió que el acuerdo es “incontestablemente positivo para la ciudad”. 

Las dudas, que ya ayer se transformaron en un voto favorable, llegaron con la intervención de la edil de Cultura, Eva Tubío (Ganar Cádiz en Común), que calificó que el preacuerdo inicial “era deficiente”, por lo que se ha mejorado con el anexo que finalmente se ha añadido con cuestiones como las obras de adecuación del actual edificio del Rectorado por parte de la Universidad, el mantenimiento de la apertura en el actual horario del Centro Cultural Reina Sofía o que la UCA sufrague los costes de la mudanza. Por ello, Tubío remarcó que la intención de su formación era “asegurar un intercambio óptimo para las partes y que gane la ciudad”. 

Por su parte, Fran González (PSOE) se congratuló por que “el Ayuntamiento lidere junto a la Universidad de Cádiz recuperar lo que nunca se debió perder, que el campus de Cádiz sea el primero de los cuatro campus”. El socialista afeó a Tubío que tenía “la necesidad de marcar la diferencia” dentro del equipo de Gobierno por sus objeciones iniciales al convenio, por lo que pidió que “lo deseable es que lo hablen antes porque a nadie le interesa las discrepancias o los elementos de confrontación del equipo de Gobierno”. Con todo, afirmó que su partido apoyará los proyectos “que vengan a reforzar a la UCA”, haciendo así una defensa del modelo del cinturón universitario. 

Juan Manuel Pérez Dorao (Ciudadanos) criticó que, aunque apoya a la Universidad para “fortalecer su posición”, el convenio entre la UCA y el Ayuntamiento “responde a una ocurrencia caprichosa” que no se somete a “un diseño previo” y que “se adopta por dos personas al margen de la participación de cualquier otra, incluido el equipo de Gobierno”. Pérez Dorao señaló que “el aporte -del convenio- es muy limitado”, ya que “lo único que va a hacer el Rectorado es cambiar a los funcionarios de la calle Ancha de sitio”. Además, también manifestó que en esta permuta “el saldo neto es muy deficitario para el Ayuntamiento de Cádiz”. 

En otro orden de cosas, el Pleno municipal también ha aprobado en el tramo inicial de la sesión de hoy el nuevo Reglamento Orgánico Municipal (ROM) con el único voto en contra del PP, al que, precisamente, el resto de formaciones ha desestimado las alegaciones que había presentado al documento que va a regir el funcionamiento de las sesiones plenarias. Además, la Corporación ha rechazado la propuesta de aprobación de la cuenta general del Ayuntamiento de la capital gaditana del ejercicio de 2016.

El primer tramo del Pleno se vio alterado al tener que suspenderse la sesión a las 12.30 horas debido a un problema personal que ha sufrido a lo largo de la mañana uno de los concejales. Un percance que motivó que se paralizara el debate durante unos 25 minutos. A su reanudación, los portavoces le expresaron su apoyo tras este percance. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios