la crisis del comercio Análisis del sector ante el inicio de las rebajas de verano

El comercio está en liquidación

  • El sector afronta las rebajas que empiezan hoy asegurando que vive la peor etapa de su historia reciente

Comentarios 16

Ya no hay error posible. Ya no hay lecturas positivas o negativas. Puntos de vista optimistas o pesimistas. No depende de la opinión de cada uno. Hoy en día, es ya una realidad. Se ve en la calle. Se percibe en la ciudad. Y lo corroboran las diferentes asociaciones (que difícilmente se ponen de acuerdo de manera habitual para otras cuestiones). El comercio gaditano está atravesando la peor racha que se le conozca. Una crisis posiblemente sin precedentes que lo está asfixiando y que cada vez va dejando más negocios por el camino.

Las cuentas en las tiendas difícilmente cuadran desde hace meses. Y el año 2012 no ha hecho sino empeorar la situación. Ni Bicentenario ni la Pepa que la parió. Por eso, los comerciantes se aferran con muchas ilusiones pero pocas esperanzas en la campaña de rebajas que se inicia hoy. Tan mal está la cosa, que ni siquiera el calendario se pone de su parte, pues el período de rebajas se inicia un domingo y para colmo coincidiendo con la final de la Eurocopa y con España jugando ese partido. Pese a ello, muchas tiendas anuncian su apertura en la jornada de hoy de manera continuada (entre las diez y media y las tres o cuatro de la tarde se espera la mayor actividad comercial, al menos en las calles del casco histórico).

Las cuatro asociaciones de comerciantes más representativas de la ciudad se han pronunciado sobre la situación actual. Han reflexionado sobre la etapa (la racha aquí en el sur) que atraviesa el sector actualmente. "La peor que se recuerda. Y no es por ser alarmistas, es por ser realistas, porque si no, difícilmente podremos solucionar la situación", afirma de manera contundente el presidente de Cádiz XXI, Antonio Sales, quien añade que el consumo "ha caído como no se recuerda en tiempos, está por el suelo". "No hay confianza, la gente ahorra. No hay consumo", sigue exponiendo este comerciante, que reconoce que su sector es "muy complicado en estos momentos".

Juan Tovar, presidente de Cádiz Centro, indica que la realidad del comercio es "la misma que la de la economía española". "Los tres o cuatro últimos meses la crisis se ha ido acentuando. La temporada de primavera-verano ha sido mala, no ha cumplido las expectativas, con descensos en las ventas con respecto a años anteriores, con el agravante de que ya había bajado hace varios años", comenta.

La nueva asociación de comerciantes, Acecadiz, llega a dar un dato: las ventas ha caído entre el 60 y el 70% entre finales del pasado año y lo que llevamos de 2012. "El comercio está atravesando su peor etapa. La cosa está mal. No hay público", afirma su presidente, Francisco Javier Rodríguez.

Y en la misma línea se pronuncia también el presidente de la Unión de Comerciantes, Salvador Muñoz, que afirma que el panorama es "complicadísimo". "El sector está padeciendo una crisis profunda. Se está viviendo al límite y creemos que además la situación está subiendo; no sé qué solución habrá ni cuando va a terminar esto. Y mientras hay muchos que cierran", añade.

Hay un dato, además de la valoración que hacen las asociaciones de comerciantes, sobre lo mal que lo está pasando el sector: hasta hace algo más de un año, cuando un local cerraba en una vía comercial destacada, era cuestión de días, semanas a lo sumo, que lo adquiriera una nueva firma y abriera en su lugar un nuevo negocio. En los últimos meses no suele ocurrir esto; ahora cuando un local cierra, cerrado se queda. Y la calle Ancha es un buen ejemplo de ello, con varios locales cerrados y algunos de ellos esperando algún novio desde hace bastante tiempo.

Sobre este asunto, algunos también se pronuncia. Así, Francisco Javier Rodríguez se queja de que los alquileres "no están en proporción a lo que estamos viviendo, no podemos llegar al precio. Hasta los asiáticos están soltando locales". Y Juan Tovar señala que las expectativas actuales de negocio "no son nada positivas", por lo que un emprendedor "es mucho más cauto en las nuevas aperturas" y las franquicias y firmas de moda "han recortado sus ansias de expansión".

Bajo esta grave crisis que las asociaciones creen que ha puesto contra las cuerdas al sector comercial, las rebajas de verano se presentan desde hoy como una especie de balón de oxígeno. "Son casi más importantes que las de invierno por el turismo. Cádiz es ciudad vacacional en julio y agosto, viene mucha gente de fuera, y eso lo notamos", comenta Tovar, que asegura que los comerciantes "tenemos muchas esperanzas puestas en estas rebajas". Antonio Sales indica por su parte que Cádiz XXI afronta las rebajas "con la mayor ilusión del mundo" para que la campaña "nos salven los números", aunque reconoce que en los últimos años "no están siendo buenas". Y Sales aporta un dato estremecedor que refleja a la perfección la situación de crisis actual: "las rebajas antes servían para proporcionar un colchón de beneficios a las tiendas, ahora sirven para tapar boquetes, para que los negocios se pongan al día en sus cuentas".

Quizá el menos optimista de cara a la campaña que comienza hoy es Salvador Muñoz. La UCC maneja unos datos que hablan de una caída de las ventas el año pasado "de un 20 o un 30%". Y la previsión "es aún peor para este año", llegando a alcanzar las caídas en rebajas un 40%. "Las rebajas son ya el 'que viene el lobo'. Llevamos mucho tiempo con promociones, descuentos... todo el año; por eso esperamos poco de las rebajas. De hecho, algunos de nuestros asociados piensan que para qué ponerse en rebajas, si ya lo están todo el año", comenta.

Además de estas rebajas, la mayoría de asociaciones se aferran a las diferentes acciones que realizan durante el año como únicas vías para incentivar las ventas y animar la delicada situación. "Hay que buscar motivos para atraer a la gente a la ciudad, porque si se mueve la gente se mueve la ciudad", comenta Francisco Javier Rodríguez al respecto. Tovar señala sobre esto que las asociaciones "tenemos que dedicarnos a promocionar el comercio, el centro comercial abierto, a crear alicientes para la compra". Y lo que quizá es más importante, "adaptarnos a la nueva realidad del país con ánimo, porque costará trabajo pero vamos a salir de esta", confía Tovar.

Tampoco faltan desde el sector las críticas a las administraciones. Así, Sales pide que los políticos "se sienten con los empresarios pequeños y medianos y solucionen la situación, porque esta ciudad vive de la hostelería y del comercio"; y Muñoz reclama al Ayuntamiento "que cumpla las cosas que prometió en su campaña y que todavía no ha realizado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios