Cádiz

Los comerciantes quieren crear un paquete turístico para los cruceristas

  • La intención es dotar de contenido las horas de estancia de estos visitantes · Cádiz Centro y la Unión de Comerciantes ven más positivo adaptar el horario a los turistas que no cerrar al mediodía

Comentarios 10

El comercio gaditano ya ha digerido la prueba realizada la pasada semana con motivo de la presencia de varios cruceros que trajeron a la ciudad a miles de visitantes. Y más que un balance positivo o negativo de la experiencia, Cádiz Centro y Unión de Comerciantes (UCC) han planteado las bases para que la ciudad saque en el futuro el máximo partido a la llegada masiva de cruceristas. "No puede desperdiciarse bajo ningún concepto desde el punto de vista empresarial el importante número de visitantes, 310 cruceros, previstos para este año 2010", manifestaron ayer estas dos asociaciones de comerciantes en un comunicado conjunto.

La idea principal que ambas entidades han puesto sobre la mesa es la necesidad de crear una oferta turística especial para estos cruceristas. Además, Cádiz Centro y UCC coinciden en que este paquete especial tiene que venderse a los touroperadores para que sean éstos quienes los oferten a los turistas desde antes de llegar a Cádiz y, de esta forma, la iniciativa tenga mejores resultados.

El presidente de la UCC, Salvador Muñoz, considera que uno de los atractivos que debe ofrecerse a los cruceristas nada más arribar al Puerto es un recibimiento con personas vestidas de piconeros y piconeras, las cuales acompañarían a los turistas durante una visita por la ciudad y sus comercios.

Por su parte, el presidente de Cádiz Centro, Juan Tovar, traslada a este periódico la idea inicial de su colectivo: "cambiar lo que se le ofrece al crucerista en la ciudad", con la intención de "que estén orientados durante las siete u ocho horas que están en Cádiz", explica Tovar. Para ello, Cádiz Centro también apuesta por crear un producto especial para los turistas que se venda en los propios cruceros. Incluso apuesta Tovar por crear una tarjeta de crucerista, con la que podrían acceder a determinados monumentos, concertar menús turísticos en establecimientos hosteleros en los que ofrecerles productos y platos típicos de la tierra, asistir a algún espectáculo flamenco y beneficiarse de descuentos especiales en los comercios.

Para conseguir este paquete turístico especial, ambas asociaciones se han unido en esta ocasión para iniciar una serie de reuniones de trabajo con el objetivo de sacar el máximo partido de la cada vez mayor afluencia de cruceros en el Puerto de Cádiz. De hecho, ya han solicitado una reunión con el responsable municipal de Turismo, Bruno García, en la que analizarán la experiencia de la pasada semana y empezarán a trabajar de cara al futuro.

Y en ese trabajo, uno de los aspectos fundamentales -al margen de la oferta específica a los cruceristas- será adaptar el horario comercial a los hábitos de los turistas, más allá de abrir o no los negocios a la hora de la comida. Es decir, que a lo mejor se constata -por poner un ejemplo- que durante el almuerzo no hay turistas por las calles, por lo que no tiene sentido abrir las tiendas, y que éstos sí pasean por la ciudad desde bastante temprano por la mañana, con lo que habría que adelantar el horario matutino de apertura.

Este estudio se hará fundamentalmente durante las próximas escalas que lleguen a la ciudad. No obstante, Salvador Muñoz ya ha hecho un llamamiento de cara a la alta presencia de cruceros el miércoles y jueves de la próxima semana (dos el primer día y tres el segundo): "Que abran el máximo de tiempo posible". Con este mensaje, Muñoz ratifica que la iniciativa de no cerrar al mediodía fue positiva, sobre todo para la imagen de la ciudad. La Unión de Comerciantes está trabajando ahora en el balance económico que ha dejado esos tres días de la semana pasada entre sus asociados, y Muñoz asegura al respecto sentirse "orgulloso" de la respuesta de los comerciantes.

La asociación de Cádiz Centro no decidirá hasta esta semana cómo actuar de cara a las escalas de cruceros de los días 12 y 13. Juan Tovar explicaba ayer al respecto que en la reunión con el Ayuntamiento sí se planteó la posibilidad de repetir la apertura continuada de las tiendas estos dos días de mayo, "pero no se concretó nada". Por eso, en esta asociación están a la espera de reunirse con el Ayuntamiento para tomar una decisión, ya que Tovar también apuesta por analizar los horarios para sacar las máximas ventajas a la presencia de cruceristas. "Lo que está claro es que la ciudad se beneficia con esto, y tenemos que conseguir que los touroperadores vean una ciudad competitiva para que los 300 cruceros que vendrán este año se conviertan en 400 el próximo año o el otro. Ahora hay que plantar las semillas, y en eso es en lo que estamos trabajando", explica ayer Tovar sobre la labor que debe hacerse de cara a la recepción de turistas en la ciudad procedentes de los cruceros que llegan al Puerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios