Cádiz

Las cofradías piden al alcalde que se disculpe por su tuit contra Dios

  • González afirma que la intención "no era ofender a los creyentes" y que por eso eliminó el tuit

El alcalde, en una reunión mantenida en su despacho con la permanente del Consejo de Hermandades. El alcalde, en una reunión mantenida en su despacho con la permanente del Consejo de Hermandades.

El alcalde, en una reunión mantenida en su despacho con la permanente del Consejo de Hermandades.

Comentarios 35

Al alcalde de la ciudad, José María González, no parece que vaya a bastarle con eliminar un retuit de un mensaje publicado por su pareja en apoyo al actor Willy Toledo. Después de la polémica que ese mensaje compartido originó el jueves, especialmente entre los miembros de la Iglesia católica, las hermandades pidieron ayer al alcalde que pida disculpas públicas por lo que consideran una ofensa hacia los creyentes.

Según ha podido saber este periódico, el Consejo de Hermandades solicitó en el día de ayer a través de su presidente la disculpa de González ante los hechos ocurridos. Conviene recordar que toda esta polémica se inició cuando el alcalde retuiteó el jueves un mensaje de su pareja y parlamentaria andaluza de Podemos, Teresa Rodríguez, en apoyo del actor Willy Toledo tras su detención por no comparecer ante la Justicia. Horas después de publicar el mensaje, ante las críticas que se reprodujeron en las redes sociales y las quejas que llegaron a trasladarle dos sacerdotes de la ciudad, José María González optó por eliminar el mensaje. "Claro que lo borré. Por responsabilidad, cuando algunos creyentes me transmitieron su queja; la intención no era ofender a los creyentes, sino defender el derecho a la libertad de expresión", explicó el alcalde ayer en una entrevista concedida en Radio Cádiz, trasladando el debate a una propuesta de reforma del Código Civil para eliminar la tipificación actual de los delitos contra los sentimientos religiosos por ser algo "que entra en el plano subjetivo".

Podemos aclara que "respetamos todos los sentimientos religiosos"

Su compañera de equipo de gobierno, Ana Fernández, también se pronunció ayer sobre esta polémica, incidiendo en que desde su grupo político "respetamos sinceramente todos los sentimientos religiosos, eso es indiscutible", a la vez que precisaba que desde Podemos "a menudo hemos dicho que no respetamos la censura, ni el abuso de poder, ni la ley mordaza ni nada que atente contra la libertad de expresión". "El tuit no era una ofensa contra los religiosos, era una forma hecha que además aparece en minúsculas", quiso explicar Fernández sobre el "¡me cago en dios!" que publicó en Twitter Teresa Rodríguez y que en un principio retuiteó el alcalde. "Su intención no era ofender a nadie, era un grito de protesta contra la ley mordaza", insistió la concejal de Asuntos Sociales del Ayuntamiento, lamentando "este regreso a la Edad Media en el que la libertad de expresión está cada vez más limitada".

Fernández confirmó que tras "hablar personalmente con algunos ofendidos" decidió retirar el tuit -tal y como informaba ayer este periódico en relación a las conversaciones que González mantuvo durante la mañana del jueves con el arcipreste de Cádiz interior y con el delegado episcopal de Hermandades-. "Es una decisión personal y se respeta", añadió Fernández, recordando que Teresa Rodríguez no ha eliminado ese mensaje en su cuenta personal.

El portavoz del partido socio de gobierno del Ayuntamiento y primer teniente de alcalde, Martín Vila, también quiso hacer referencia a esta polémica ayer, recordando que la expresión objeto de las quejas "no la ha inventado el alcalde ni Teresa Rodríguez", y añadiendo que España "es un país de derechos, para algunos, y de derechas, para otros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios