Cádiz

La ciudad quiere más muelle

  • El éxito de festivales como 'No sin música' revive el debate de la conveniencia de abrir a todos parte del recinto portuario Encontrar la forma de compatibilizar sus usos es la clave

Integrar el muelle en la ciudad es una vieja aspiración de las formaciones políticas. Desde aquel interesante proyecto de la Gran Plaza del Mar formulada en 2007 por el socialista Rafael Román en su carrera por la Alcaldía, periódicamente se han ido sumando voces a la conveniencia de aprovechar ese frente marítimo al igual que ocurre en otras capitales españolas. Esa convivencia puerto-ciudad llegará algún día. Y más después de ver el éxito que supone cada evento que se organiza en el interior del recinto portuario. El último, el festival No sin música, que durante tres días ha llenado de personas todo el casco histórico para beneficio económico de la ciudad y su hostelería, ese sector servicios que hoy por hoy se ha convertido en el principal motor económico de Cádiz.

Fran González, secretario general del PSOE de Cádiz, recordaba ayer que en su programa ya había un apartado denominado Cádiz Azul que pretendía dotar a Puerto América de un uso más ciudadano y se congratuló de los buenos resultados que ofrecen los eventos programados dentro del muelle. No obstante, avisó que "esta integración debe hacerse de forma escalonada, porque el puerto de Cádiz también es un motor económico de la ciudad, pero con colaboración, con unidad, todos unidos de la mano, se puede conseguir".

Advirtió Fran González "que ahora mismo es impensable hacer esto y lo seguirá siendo hasta que no se acabe la nueva terminal de contenedores, pero luego se generará un mercado de oportunidades. Entendemos que es necesario hacerlo porque la eliminación de barreras generará riquezas también".

El dirigente socialista comentó que "cuando se haga el proyecto debe estar muy bien argumentado. No ocupar espacio porque sí. Hay que estudiar bien las cosas y generando un diálogo leal con la autoridad portuaria".

Por su parte, Ignacio Romaní, portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Cádiz, recordó que su partido siempre ha apostado por integrar el muelle en la ciudad. "Seguimos sosteniendo nuestro proyecto porque creemos que es un espacio muy importante para nosotros".

El próximo año está previsto que tenga lugar una nueva Gran Regata. Los grandes veleros amarrarán nuevamente en los muelles gaditanos para deleite de miles de visitantes. "Al menos eso es lo que estaba acordado antes de que llegara el nuevo equipo de gobierno. Habrá que preguntarles si van a continuar con este proyecto".

Romaní indicó que "el muelle es un motor importante para nuestra economía, por eso nuestro modelo apuesta por la integración. Por eliminar la verja del muelle y adaptar el espacio para ampliar el frente marítimo y crear un proyecto de expansión de la zona, porque nos parece fundamental para el futuro de Cádiz".

Antonio de María, presidente de Horeca, también habló ayer sobre los resultados del festival No sin música y la conveniencia de ir ganando terreno al muelle. "En nuestro planteamiento no cabe otra cosa que sumar y multiplicar, no restar. Todo lo que sea celebrar eventos que atraigan gente es bueno, porque eso de vender Cádiz pertenece ya al pasado".

Eso sí, también quiso dar un tirón de orejas a las restricciones horarias que sufren los bares de Cádiz. "El sábado, que estaba Cádiz llena de gente, el festival terminó pasadas las tres y media de la mañana pero las terrazas tuvieron que recoger a las dos, como siempre. Pedimos al Ayuntamiento ampliar el horario, pero nos volvimos a encontrar con las mismas limitaciones. ¿De qué sirve traer riqueza a la ciudad si luego no se puede aprovechar?", se preguntaba en voz alta.

De María indicó que a él lo de la verja del muelle le daba "igual" porque "si se pueden compatibilizar los usos comerciales y lúdicos del muelle bendito sea. Desvestir un santo para vestir otro nunca me ha gustado ni me parece justo".

El presidente de la patronal hostelera incluso aboga por estudiar un proyecto de pantallas móviles que permitan llegar al muelle a los cruceristas sin que por ello tenga que cerrarse el puerto a la ciudad, dando un uso compartido como ocurre en otras ciudades. "Pensando bien las cosas todo puede conseguirse. Pero hasta que no esté lista la nueva terminal de contenedores no creo que se puede concretar nada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios