Crónicas ciudadanas

El círculo se cierra en el PP de Cádiz

  • Ruptura. El apoyo público, y contundente, de José Blas Fernández al liderazgo de Pablo Casado evidencia las diferencias internas en el grupo municipal popular en el Ayuntamiento

Comentarios 3

Cabe aquí hacer un recordatorio histórico. Retroceder a 1995 cuando José María Aznar decide poner a Teófila Martínez al frente de la candidatura del PP a la Alcaldía de Cádiz. Mazazo para los populares gaditanos, que rechazaron este nombramiento a dedo de alguien que, afirmaban entonces, apenas conocía nada de la ciudad.

Entre los críticos estaba José Blas Fernández, que ya entonces no se callaba nada, ni para bien ni para mal. Fernández, en todo caso, acompañó a Martínez en la candidatura que, por sorpresa, acabó ganando las elecciones por mayoría absoluta en 1995 iniciando así un periodo de gobierno que se alargó durante las dos décadas siguientes.

En estos veinte años, José Blas Fernández siguió al lado de Teófila Martínez y sólo anunció el final de su carrera como concejal, para el próximo 2019, cuando la ex alcaldesa adelantó que ella se iba. Fernández fue fiel a Martínez en los tiempos buenos y en los malos. Siempre al frente de la Hacienda municipal, la concejalía más ingrata.

En este largo periodo de tiempo de gestión pública, Fernández siempre se ha mantenido fiel a su partido, no ha entrado en polémicas ni críticas. E incluso cuando le descabalgaron de su puesto de senador, él que era uno de los que más trabajo realizaba en la cámara alta, fue prudente en sus palabras a pesar de, en privado, reconocerse muy dolido.

Ahora, sin embargo, en plenas elecciones internas para elegir al líder del PP, José Blas Fernández ha dado un paso adelante anunciando su apoyo a la candidatura de Pablo Casado. "Con nombre y apellidos, sin miedo a represalias ni marginaciones", aclara.

La cuestión aquí no es que Fernández apoye a Casado y que el PP gaditano dé su voto, en su mayoría, a Sáenz de Santamaría. La cuestión es que traslada de manera indirecta, en una tribuna publicada el pasado domingo en Diario de Cádiz, la evidente división que hay dentro del grupo municipal del Partido Popular.

Hay que saber leer entre líneas, claro, pero José Blas Fernández no duda en lanzar dardos contra miembros de su grupo municipa que se han convertido en políticos profesionales y que, por eso, viven de tener algún cargo público. "Son los políticos profesionales quienes más daño han hecho a los partidos. Por eso me siento orgulloso de no tener que depender de la política para vivir", afirma.

Pullas a compañeros y compañeras de su formación, cuando utiliza con evidente ironía como lenguaje el "algunos y algunas" al hablar del "nerviosismo" de éstos y éstas. Todos ellos deberían de alejarse del nuevo PP, mientras él se ofrece a seguir ayudando aunque, estos mismos de su grupo con los que no mantiene relación alguna, lanzan el mensaje de que José Blas Fernández está en "retirada".

Con claridad, lamenta que la dirección provincial del PP haya apoyado públicamente a uno de los contendientes "perdiendo su neutralidad", apoyando en esta ocasión a la ex vicepresidenta del Gobierno. Curiosamente, algunos de los compromisarios del PP gaditano que participarán en el congreso de esta formación forman parte del grupo municipal en el Ayuntamiento gaditano.

La evidencia de la desunión dentro del grupo municipal llega a menos de un año de las elecciones municipales. Ya hay un candidato, Juan José Ortiz, y varios ediles bien situados para continuar. Todos son de la órbita de Sáenz de Santamaría. Pero, ¿y si al final acaba siendo Pablo Casado el nuevo líder del PP nacional? No parece muy lógico que quienes se han enfrentado contra él vayan a mantener puestos de referencia en los próximos comicios, sean locales, regionales o nacionales, por lo que auguramos tiempos de tensión en la formación gaditana.

Si, por el contrario, la ex vicepresidenta con Rajoy gana comenzarán los movimientos de quienes le apoyaron desde Cádiz para ocupar hipotéticos puestos de relevancia en las listas para las regionales y nacionales.

Jugando con hipótesis electorales: se podría dar el caso de una nueva victoria en Cádiz de la izquierda en los comicios de 2019, frente a una del centro derecha encabezada por Sáenz de Santamaría en las generales de 2020 (o antes si el PSOE no logra terminar la legislatura), lo que sin duda animaría a una desbandada de populares gaditanos a puestos de responsabilidad dentro de la administración central. Al tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios