Cádiz

Los chiringuitos cerrarán el próximo lunes

  • Los hosteleros toman esta medida tras abrir el Ayuntamiento cuatro expedientes

Unos clientes disfrutan de una jornada de sol en la terraza de un chiringuito. Unos clientes disfrutan de una jornada de sol en la terraza de un chiringuito.

Unos clientes disfrutan de una jornada de sol en la terraza de un chiringuito. / julio gonzález

Comentarios 3

El verano que está a punto de empezar no va a ser tranquilo en las playas. Al menos, esto es lo que se prevé por el conflicto existente entre el Ayuntamiento de Cádiz, los chiringuitos y la Delegación Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía a cuenta de la transmisión de la titularidad de la ocupación del Dominio Público Marítimo-Terrestre y las modificaciones solicitadas por los adjudicatarios para conseguir la permanencia durante todo el año, la ampliación de la superficie y el aumento del plazo de la concesión a 30 años.

Tras reconocer el pasado viernes en rueda de prensa el concejal de Urbanismo, Martín Vila, que el Consistorio está tramitando cuatro expedientes sancionadores y de restitución de la legalidad urbanística contra estos establecimientos por no cumplir con lo que marcan el pliego de condiciones y el PGOU en cuanto a la superficie que pueden ocupar, los restaurantes playeros pasan a la acción y cerrarán el próximo lunes como medida de protesta ante la actuación municipal. Una acción que se tomará, en principio, en horario de mañana y hasta las 15 horas, afectando así al servicio de almuerzo, aunque hay empresarios dispuestos a ampliarlo a toda la jornada.

AECCA asegura que había un acuerdo con el Consistorio para ampliar las terrazas

El presidente de la Asociación de Empresarios de la Costa de Cádiz (AECCA), José Antonio Medina, explicó que esta determinación se tomó ayer en un encuentro entre los hosteleros para analizar la situación. Así, Medina aseguró que "no hay voluntad de interlocución" por parte de Martín Vila tras las actuaciones que está realizando la delegación que dirige, ya que, según indicó, en el día de ayer "lo he llamado en reiteradas ocasiones y le he escrito mensajes y no hay respuesta por su parte".

Esta actitud se debe, según su opinión, a que "su discurso no se sostiene ya que es incoherente con la actitud del Ayuntamiento en los años precedentes, algo que es acreditable documentalmente". A esto, sumó que desde el pasado 23 de abril AECCA espera que se les cite desde el Ayuntamiento para una reunión para cerrar el convenio entre las partes para pagar el canon de adjudicación, del que se han desligado con la transmisión de la titularidad.

Medina se quejó de que en las últimas manifestaciones de Vila "se nos está poniendo como empresarios que estamos al margen de la ley y no es real", por lo que "no vamos a consentir esta situación fundamentada en la deslealtad del Ayuntamiento". Por este motivo, recordó que en una reunión en la que estuvieron presentes el alcalde, José María González; el concejal de Medio Ambiente, Álvaro de la Fuente; el concejal de Contratación, David Navarro; y el propio Vila "se consensuó que no habría construcciones por encima de 150 metros cuadrados, pero sí terrazas de hasta 120 metros cuadrados".

El representante de los chiringuitos sentenció que "estos parámetros no son distintos a los que el propio Ayuntamiento pidió en 2015 y 2016 como modificaciones sustanciales en su propio Plan de Playas municipal". Una petición que se realizaba por "la necesidad de contar con esos espacios para dar mejores servicios a los usuarios de las playas y para la generación de empleo", aspectos por los que "se les concedió por parte de la Junta". Por ello, resaltó esta actuación como "una reacción a contratiempo" dentro del proceso iniciado por el propio Ayuntamiento para el traspaso de la titularidad de las ocupaciones "al hablar del PGOU cuando nunca había sido esgrimido en estos años anteriores".

Este cambio de criterio por las diferencias entre ocupación y construcción a partir de lo que marca el PGOU hace que Medina critique que "no tiene sentido ninguno" que "este año estas ampliaciones sean ilegales". De hecho, calificó como "un contrasentido" los problemas con las terrazas de los chiringuitos mientras que "los graderíos de las instalaciones deportivas para campeonatos en la playa o los grandes escenarios que se instalan superan los 150 metros cuadrados".

El presidente de AECCA aseguró que la decisión de los chiringuitos de parar su actividad el próximo lunes se ha tomado "de forma consensuada con nuestros trabajadores". "Gran parte de nuestro personal nos está pidiendo que se desbloquee la situación", apuntó Medina. Por ello, además del cierre de los negocios, el próximo lunes la asociación ha previsto una comparecencia pública a las puertas del Ayuntamiento para explicar la situación en la que se encuentra el conflicto. En ella, debido a la incertidumbre de los empleados, destacó que "muchos de ellos estarán con nosotros". El representante de los negocios reconoció "la situación de inestabilidad de los trabajadores", ya que, "si tenemos que recoger las terrazas, tendremos que despedir a gente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios