Cádiz

Un carril bici muy deseado

  • Muchos atletas ocupan el trazado y la Policía Local advierte que pueden ser multados con 70 euros

Un corredor ocupando el carril bici a pesar de estar prohibido. Un corredor ocupando el carril bici a pesar de estar prohibido.

Un corredor ocupando el carril bici a pesar de estar prohibido. / Julio González

Comentarios 44

La apertura del carril bici ha sido acogida con entusiasmo por ciclistas... y por runners, lo que toda la vida vino a llamarse corredores vamos. La tentación de corretear por el piso verde y blanco, tan liso, tan nuevo, es demasiado grande como para resistirse. Por eso, desde el mismo día de su puesta en funcionamiento, y ayer todavía en mayor número, se veía como muchos de los que antes hacían deporte por el Paseo Marítimo ocupaban un carril que está reservado para las bicicletas. El caso es que la normativa municipal lo pone bien claro: los peatones no podrán transitar de un modo continuado sobre las aceras-bici, aunque podrán atravesarla en todo momento. El caso es que ayer se podía ver a atletas prácticamente recorriendo entero el tramo que va desde el hotel Playa hasta Asdrúbal, corriendo con tantas ganas que casi adelantaban a algunos ciclistas, en una dura pugna entre el hombre y la máquina.

La cuestión es que ayer empezaron a llegar algunas quejas de usuarios del carril bici. Primero por la presencia de corredores, lo que supone un peligro a la hora de sortearlos si viene otra bicicleta en sentido contrario. Y después por las paradas de los autobuses, ya que parece que algunos conductores no están respetando con exactitud la zonas habilitadas para que los pasajeros desciendan del mismo. Así que todavía quedarán detallitos por pulir.

La normativa municipal prohíbe a los peatones transitar por el carril bici

Desde la Policía Local se comenta que transitar de manera continuada por el carril bici, ya sea andando o corriendo, puede acarrear una multa de hasta 70 euros, aunque hasta el momento lo que están haciendo es informar de estas infracciones. Tan sólo lleva dos días en funcionamiento uno de los ramales de este equipamiento tan esperado y demandado por asociaciones de peatones y de ciclistas, pero es evidente que si no se hace un buen uso del mismo estaremos creando nuevos problemas.

Ahora que el viejo Paseo Marítimo va a despoblarse de ciclistas, los amantes de quemar suela no pueden bajar al verde carril por el mero hecho de que esté más liso. Es un carril bici, no un carril runners. La Policía Local advertirá estos primeros días y luego comenzará a castigar a los infractores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios