Cádiz

'A tres bandas' para entender el cruce musical a orillas del Atlántico

  • Ofrece una mirada visual y sonora de las raíces indígenas, hispanas y africanas

Es difícil disfrutar de una exposición con la música como protagonista. Por eso, la muestra A tres bandas, que se presentó en la mañana de ayer y se inauguró por la tarde en la Diputación Provincial, tiene más valor si cabe. Un valor que, en palabras de su comisario, el musicólogo, Albert Recasens, se triplica para ofrecer objetos artísticos, para servir de muestra didáctica a los niños y concienciar a sus visitantes del patrimonio musical tan importante que supone preservar la tradición y el valor del cruce, del encuentro entre la música del viejo continente, la africana y la latinoamericana.

La exposición, que se inauguró en Colombia el 30 de mayo de 2010 y que luego visitó Guatemala, entra a Europa por Cádiz, el último puerto del Mediterráneo, el primer puerto del Atlántico, donde permanecerá abierta en el claustro de la Diputación Provincial hasta el próximo 26 de junio. La encargada de organizarla ha sido la Acción Cultural Española, cuya presidenta Charo Otegui estuvo presente y destacó el esfuerzo que ha supuesto su montaje.

A tres bandas está concebida a partir de dos ejes fundamentales: el primero, de orden teórico, consiste en el reconocimiento histórico de las razas, creencias y fusiones de elementos tradicionales y modernos ocurridas en la convergencia de las culturas amerindia, africana y europea; y el segundo, de orden práctico, consiste en la utilización de tres elementos fundamentales como son las ciudades, los instrumentos y las prácticas sociales de la música que explican dónde, cómo y por qué se desarrolló la música en esta región transnacional.

Emilio Aragón, flamante gerente del Consorcio del Doce, agradeció a Antonio Rodríguez Cabaña, que estuvo presente en representación de Diputación, la cesión del Palacio Provincial para esta exposición, una propuesta expositiva innovadora que ha contado con la dirección creativa de Natalia Menéndez y el proyecto museográfico de Enrique Bordes.

La muestra está articulada como una narración material, sonora y visual del mestizaje musical presente en Latinoamérica desde el siglo XVI hasta la actualidad y da fe de la enorme riqueza que ha generado esta convergencia interétnica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios