Cádiz

Los alumnos del Josefina Pascual dejarán de trasladarse para comer

  • El Consejo Escolar acepta la propuesta de la Delegación de Educación de instalar un catering en las dependencias del anexo Aulario Simón Bolívar, cedidas por la Universidad de Cádiz

Escolares del Josefina Pascual dirigiéndose por La Caleta al Santa Teresa el segundo día de curso. Escolares del Josefina Pascual dirigiéndose por La Caleta al Santa Teresa el segundo día de curso.

Escolares del Josefina Pascual dirigiéndose por La Caleta al Santa Teresa el segundo día de curso. / joaquín hernández 'kiki'

Comentarios 1

Los alumnos del colegio Josefina Pascual dejarán de trasladarse en breves fechas hasta el colegio Santa Teresa para disfrutar del servicio de comedor. La solución, planteada por la Delegación Territorial de Educación, consiste en la puesta en marcha de un servicio de catering diario en las dependencias del Aulario Simón Bolívar, anexas al centro y cedidas por la Universidad de Cádiz. La alternativa, que no fue la única, fue expuesta por la delegada de Educación, Remedios Palma, el lunes por la tarde en una reunión en la que además participaron el secretario general de la Delegación, los jefes de servicio de Inspección y Planificación, el equipo directivo del centro, la presidenta del AMPA y dos madres del Consejo Escolar. Allí se analizó la situación y se optó por la citada solución para el mes y medio que durarán las obras del sótano que se ubica bajo el comedor y la cocina del colegio. Otra de las opciones consistía en mantener el servicio en el Santa Teresa y recurrir al catering solo los días de lluvia. Finalmente el Consejo Escolar se decantó por un servicio de catering fijo en unas dependencias universitarias que ya visitaron miembros de la Delegación el pasado viernes mientras se buscaban soluciones.

Según se indicaba este miércoles desde la Delegación, todas las partes decidieron que lo mejor era una respuesta común para todos los días. Los procedimientos para la puesta en marcha del catering ya han comenzado y el servicio se iniciará después de lógico trámite administrativo. La empresa que lo va a gestionar ya ha visitado las instalaciones "y la puesta en marcha es inminente", según la Delegación. Mientras se acomete el montaje del catering en las instalaciones universitarias continuará realizándose el servicio de comedor en el colegio Santa Teresa a excepción de los días de lluvia, en los que se preparará un picnic para todos los alumnos, lo que evitará traslados bajo condiciones climatológicas adversas. La Delegación ha lamentado las molestias causadas y agradece a los padres y al equipo directivo "la disposición a alcanzar una solución".

La puesta en marcha del servicio de catering será "inminente", según anuncia Educación

La polémica surgía cuando pocos días antes del inicio del curso la dirección del centro comunicaba a los padres la situación que se planteaba tras iniciarse las obras del sótano a finales de agosto. La alternativa ofrecida por la Delegación fue el traslado diario del centenar de niños usuarios del comedor al colegio Santa Teresa, ayudando que ambas cocinas y comedores están gestionados por recursos propios. De hecho, los trabajadores de estas dependencias del Josefina Pascual se han trasladado al Santa Teresa para actuar conjuntamente. Con el curso ya empezado, un grupo de madres y padres se movilizó contra la medida y llegó a presentar un escrito en la Delegación pidiendo un doble turno de trabajo para agilizar las obras del sótano y el transporte de los alumnos en autobús para ir de un colegio a otro. Las lluvias que cayeron el pasado viernes a la hora de la salida del colegio no hicieron más que incrementar el enfado de los progenitores, convocándose para el lunes la reunión que ha desbloqueado el problema.

Los escolares están almorzando desde el martes 11 en el segundo turno tras los alumnos del Santa Teresa. Pronto no tendrán que recorrer esa distancia, pues tendrán el improvisado comedor pegado al colegio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios