Borrasca Gaetan

Los alumnos del IES Drago vuelven a casa por no poder dar clase con las ventanas abiertas

  • La dirección del centro explica que se trata de una medida excepcional provocada por las fuertes lluvias

  • Los jóvenes están recibiendo docencia de forma telemática

Entrada del instituto gaditano, esta mañana. Entrada del instituto gaditano, esta mañana.

Entrada del instituto gaditano, esta mañana. / Jesús Marín

En una jornada marcada por las fuertes lluvias, muchos centros educativos se verán en la tesitura de poder dar clase con las ventanas abiertas para ventilar de forma constante y así cumplir con una medida implantada por la Consejería de Educación para intentar esquivar al Covid. Si ya la ola de frío provocó las quejas de la Federación Local de Madres y Padres de Alumnos, por no tener los centros ningún medio para atajarla, ahora se une la borrasca Gaetan que dejará durante la jornada de hoy precipitaciones notables.

Una situación a la que los equipos directivos tienen que enfrentarse y que ha llevado al del IES Drago a tomar la decisión de enviar a sus alumnos de vuelta a casa. Salvador Hernández, director de este instituto gaditano, explica que "por primer vez y de forma excepcional, tanto el equipo directivo como el claustro de profesores hemos decidido no suspender pero sí llevar a cabo docencia telemática en el día de hoy para garantizar la seguridad de todos los alumnos".

Y es que la localización del edificio, en pleno paseo marítimo de Cádiz, no ayuda a atajar que el agua y el viento se cuelen en las aulas. "Entra agua por las ventanas y los alumnos no pueden salir hoy a la calle ni al patio. La situación es explosiva y hay que adecuarse sobre la marcha", señala el director del centro.

Los padres han recibido un mensaje en el que se anunciaba que los jóvenes abandonarían el centro, de forma escalonada, a partir de las 9.15 horas.

Salvador Hernández quiere dejar claro que los estudiantes ya están en casa y recibiendo docencia de forma online y considera que es la medida más acertada dadas las circunstancias, aunque espera que no sirva de precedente. "La mayoría de chavales están concienciados y espero que la decisión se tome con el ánimo con el que se lleva a cabo, que es para salvaguardar su seguridad", apostilla.

Y es que desde la Consejería de Educación son escasos o nulos los protocolos a seguir en jornadas como las de hoy, donde no se puede ventilar ni se cuenta con otras herramientas para purificar el aire.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios