Cádiz

La alcaldesa reclama que se rebaje en altura la llegada del puente

  • Pide a Fomento que elimine el talud de tres metros y medio pero el Ministerio no lo ve viable técnicamente

"La propuesta del Ministerio de Fomento consiste en incorporar el segundo puente a la ciudad con un talud y una rotonda macizada a tres metros y medio de altura" que pasaría a la altura de la primera planta de algunos edificios de viviendas y del propio El Corte Inglés. La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, criticó ayer que el Ministerio de Fomento no escuche las propuestas municipales para desembocar esta infraestructura en la capital gaditana. A pesar de que llevan ya varios años manteniendo reuniones, considera que le han estado "dando largas". En este sentido, cree que mientras que a otras empresas, como Navantia, se les ha escuchado a la hora de plantear sus necesidades, "a nosotros no nos hacen caso".

La alcaldesa de Cádiz tiene muy claro que la propuesta de Fomento "incomunicaría unos vecinos con otros". Esta consiste en llegar con el segundo puente a una rotonda elevada a tres metros y medio de altura desde la que se distribuirían los tráficos hacia la avenida de la Bahía, la de Las Cortes y la de Huelva. Además, la conexión entre la de Las Cortes y la de la Bahía se produciría a través de un túnel que también llevaría unas pantallas.

La propuesta que ha puesto encima de la mesa el equipo de Gobierno es "que dejen el puente en la cota más baja del término municipal de la ciudad, a cota cero, y el resto lo arreglará" el Ayuntamiento. Martínez afirma además que no es necesario enterrar el paso y que hay que bajar mucho la altura de la rotonda.

Sin embargo, esto tiene dificultades técnicas. Así, el portavoz municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Cádiz, Rafael Román, dice que, según los técnicos del Ministerio, llevar el puente a la cota cero "es casi imposible, debido a la pendiente que tendría la infraestructura para el tranvía y para el tráfico normal".

La alcaldesa afirma que hasta ahora han sido muy prudentes "y a los vecinos siempre le hemos pedido calma, pero creo que ya ha llegado el momento de hablar: quieren colocar unas barreras arquitectónicas de un tamaño que no es normal". Martínez, por ejemplo, dice que los edificios de la avenida de Las Cortes apenas van a tener acera más allá de los soportales porque justo delante van a tener un talud.

Teófila Martínez calificó el asunto como "una burla y una falta de respeto" y una demostración de "sectarismo" por parte de la titular del Ministerio de Fomento, Magdalena Álvarez.

Martínez insistió en que la rotonda está dentro del término municipal de Cádiz y, por tanto, para actuar el Ministerio de Fomento tendrá que llegar a un acuerdo.

Negó que haya falta de previsión, tal y como indicó Rafael Román, "ya que llevamos año peleando por el segundo puente" y afirmó que con la anchura de la rotonda está hecha para dos carriles porque después cuando llega a la Carretera Industrial es imposible que tenga más de dos vías en cada sentido.

El tranvía es otro de los elementos de la discordia, no por el transporte en sí sino porque "la Junta lo haya pedido en el año 2008". Román aclara que el diseño actual de rotonda está en entredicho hasta tanto en cuanto no se decida el trazado que va a seguir el tranvía.

Por último, la alcaldesa afirmó que no puede permitir que no se escuche al Ayuntamiento en los planteamientos de "las necesidades de la ciudad" y se quiso adelantar a las posibles críticas del PSOE diciendo que "eso no es crispación".

Con respecto a la cota cero, el portavoz municipal socialista afirma que el Ayuntamiento "está empecinado con esta idea y no quiere que se le escuche, sino que la solución que propone sea la que adopte el Ministerio", advirtiendo que "los acuerdos se consiguen cuando las partes transigen". Román insistió en la falta de previsión, ya que el barrio de Astilleros "es completamente nuevo y no ha previsto un espacio de inserción suficiente". En este sentido aseveró que "todo el mundo tiene que acoplarse al espacio que hay, también el Ayuntamiento", e hizo un llamamiento para que "no se politice un problema que tienen que resolver los técnicos con la mejor voluntad".

Por último, dijo que el Ministerio de Fomento "está demostrando su compromiso con esta infraestructura" ya que invierte entre diez y doce millones mensuales

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios