Cádiz

El alcalde tuvo que detener a un gamberro

16 de febrero de 1953. El éxito popular de los coros y chirigotas ha sido indiscutible en este año.

Y el comportamiento de los gaditanos ha sido algo ejemplar, de tal manera que las autoridades han permitido que los coros cantaran por las calles el pasado martes y que para mañana, domingo, esté prevista una gran cabalgata con la presencia de todas las agrupaciones. La chirigota Los arrieros recorrerá las calles llevando cada uno de sus componentes un burro auténtico. La única nota discordante se produjo el pasado sábado, teniendo que intervenir personalmente el alcalde, José León de Carranza. En carta remitida a este periódico lo explica: "Llegaba a la calle Ancha cuando se presentó ante mí el espectáculo de un Policía Municipal luchando con cuatro gamberros, que habían estado abrevando vinazo en sendos orinales, para llevarlos a la Prevención. En un momento, los cuatro cayeron sobre el agente. Jefe superior de tal Policía, no pude presenciar el hecho sin acudir en su defensa y, sin reparar en mi Autoridad Local ni en que ya he pasado mi primera juventud, uno de los gamberros me hizo frente. Pude reducirle y dominarle en el suelo. Lo lamentable es que el combate era presenciado por muchas personas sin que ninguna de ellas diera el menor paso de auxilio ni a la autoridad del agente ni a la de su alcalde, como si se tratara de un espectáculo natural de boxeo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios