política municipal

El tercer reajuste del alcalde en su equipo refuerza a Vila y Navarro

  • Martín Vila toma el control de Tráfico que cede Navarro, que a su vez se queda con el área de Presidencia

  • La edil Ana Fernández se queda sólo con Asuntos Sociales y Enseñanza

El alcalde, flanqueado por Navarro y Martín vila El alcalde, flanqueado por Navarro y Martín vila

El alcalde, flanqueado por Navarro y Martín vila / Julio González

Comentarios 5

El alcalde de Cádiz, José María González, ha realizado el tercer ajuste en su equipo de Gobierno en lo que va de legislatura, unos cambios que confirman su confianza en su primer teniente de alcalde, Martín Vila; y en David Navarro, ambos cada vez con más poder en el organigrama municipal.Los cambios también afectan a la edil Ana Fernández, que deja de llevar el área de Presidencia y de ejercer como portavoz para ser sustituida por Navarro. Precisamente este concejal explicó ayer a este diario los pormenores de este ajuste firmado por el alcalde el pasado día 13. "Es algo que se hace para ajustar la maquinaria de cara al último tramo de la legislatura", comentó Navarro.

Para el edil, que cede la delegación de Tráfico a Martín Vila, en uno de los cambios más sensibles que se producen con este nuevo ajuste, "con la cuestión tan importante de la movilidad lo más lógico es hacer un compendio, por eso se ha traspasado todo el tema de Tráfico, junto con los Taxis, a Martín". Hay que tener en cuenta también que el concejal de Ganar Cádiz asumirá en breve la presidencia de Emasa con los cambios en los estatutos, con lo que "se hará una gran concejalía. La Policía Local seguirá siendo la encargada de temas de tráfico, pero la parte más técnica debe depender del Área de Movilidad. Así obtenemos una concejalía redonda que pensamos beneficiará a los ciudadanos".

Según Navarro, los cambios fueron consensuados en una reunión mantenida entre los tres ediles a quienes afectan con el propio alcalde. "Nos reunimos y acordamos que era lo más adecuado", dijo.

No obstante, parece que el ajuste confirma la pérdida de protagonismo en el Gobierno local de Ana Fernández y el reforzamiento de Vila y Navarro. "Asuntos Sociales es una concejalía muy compleja, que necesita una implicación máxima y directa, por lo que se ha decidido que Ana Fernández me ceda a mí Presidencia. No obstante, también es normal y lógico, porque ya venía desempeñando esa función de representación municipal", indicó Navarro. El edil considera que estos cambios se realizan "para afianzar los objetivos de la mejor manera posible".

Así pues, Martín Vila ostentará a partir de ahora las áreas de Urbanismo, Mantenimiento Urbano, Movilidad, Vía Pública, Transporte, Alumbrado, Tráfico, Taxis y Memoria Democrática. Vila se convierte ahora mismo en el hombre clave para llevar a cabo la añorada transformación en el modelo de movilidad en la ciudad, que ha comenzado a ser visible con la puesta en funcionamiento del carril bici y las obras para la peatonalización de la plaza Argüelles. Además, este reforzamiento viene a consolidar la buena sintonía entre los socios de Gobierno, que puede ser interpretada también como un guiño de cara a ir tomando posiciones ante las próximas elecciones del año 2019.

Por su parte, David Navarro se confirma como el negociador del equipo de Gobierno. Mantiene la coordinación de Desarrollo Municipal, Economía, Hacienda, Deuda, Patrimonio, Personal y Seguridad Ciudadana. Cede Tráfico a Vila pero asume Presidencia, Protocolo y Comunicación, convirtiéndose en la cara visible del Gobierno de José María González y en su portavoz. También mantiene su poder como responsable de las empresas municipales.

Por último, Ana Fernández, al perder Presidencia, se queda únicamente con Asuntos Sociales y Enseñanza.

Este tercer ajuste sigue a los efectuados en agosto de 2016, cuando González intercambió competencias entre Adrián Martínez de Pinillos y María Romay, y Martín Vila se hizo con el área de Mantenimiento Urbano, que dejó meses atrás el dimitido Manuel González Bauza tras su reprobación por parte del Pleno.

La reestructuración entrará en vigor a partir de su publicación en el BOE.

Para el PSOE "los cambios son la prueba de que el equipo no funciona"

Mara Rodríguez, viceportavoz del grupo municipal socialista, valoró ayer el nuevo ajuste del alcalde en su equipo. "Esperamos que los cambios en el equipo de Gobierno tengan un buen resultado para la ciudad y que sirvan para acabar las muchas tareas pendientes que tienen con Cádiz, como la limpieza, el transporte, el plan de vivienda, el de servicios sociales o la gran cantidad propuestas aprobadas en Pleno y no cumplidas". "Suponemos -siguió- que con esta reestructuración están tratando de poner medidas ante la evidencia de que el equipo de Gobierno no es operativo y no está funcionando. Aunque no lo reconozcan públicamente lo saben y estos cambios son la prueba de ello". Para el PSOE "no tiene ningún sentido que David Navarro, un concejal que está reprobado por la mala gestión de sus competencias, pase ahora a representar al Ayuntamiento como delegado de Presidencia, y que también se encargue de la coordinación de áreas y empresas municipales cuando es el responsable de que los principales pliegos de la ciudad se encuentren prorrogados y sigan funcionando de la misma manera que cuando gobernaba el Partido Popular". "En cuanto a Ana Fernández, esperamos que al quedar liberada de Presidencia, dedique más tiempo a Asuntos Sociales", dijo Mara Rodríguez.

Y desde el PP lo entienden como "el reconocimiento de un fracaso"Desde el Grupo Popular entienden que los cambios del equipo de Gobierno "no son más que el reconocimiento de un fracaso que dura ya tres años. Tres años que son los que ha tardado el alcalde en darse cuenta de que hay muchas áreas, demasiadas, en este ayuntamiento que no funcionan. Una lástima que no haya aprovechado para retirar a Ana Fernández de Servicios Sociales, que es su gran fracaso". "Por lo demás lo que hace ahora el alcalde es disfrazar de remodelación las imposiciones de Martín Vila, que le ha ganado el pulso a Navarro y, de paso, aprovechar para decirle a Fran González que la reprobación que promovió de Navarro le importa bien poco. Ahí lo pone como interlocutor con el PSOE que es con el único grupo que habla. Un desprecio más a Fran".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios