Cádiz

El Colegio de Médicos condena la agresión sufrida por un médico del 061

  • La institución colegial insiste en la necesidad de denunciar este tipo de episodios violentos

Concentración celebrada este martes en Puerto Real. Concentración celebrada este martes en Puerto Real.

Concentración celebrada este martes en Puerto Real. / D.C.

El Colegio de Médicos de Cádiz ha manifestado su "enérgica condena" ante la agresión sufrida el 28 de agosto por un médico de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) 061 a manos de una paciente y que le ha causado lesiones físicas por las que ha requerido de baja médica.

En una nota, el Colegio de Médicos ha mostrado su repulsa ante esta nueva agresión a un profesional de la salud en el ejercicio de su labor asistencial y en este caso concreto, en una atención de emergencia como la que prestaba a la paciente agresora.

En este sentido, ha añadido que "el preocupante incremento de casos de agresiones a médicos exige una respuesta colectiva y un esfuerzo común que aísle a los agresores". Estas medidas tienen que venir de la mano de acciones consensuadas por todos los agentes sanitarios y sociales que conduzcan a que las agresiones a sanitarios sean consideradas como violencia social y delito contra la autoridad en todos los ámbitos -público y privado- y sean penadas con los mismos criterios en todas las comunidades autónomas, ha señalado.

Por otra parte, el Colegio de Médicos de Cádiz ha hecho un "llamamiento a la concienciación social" sobre la significación de ejercer la violencia contra quienes están al cuidado de la salud y que afecta de forma sustancial a la actividad sanitaria.

Además, ha transmitido a los profesionales la importancia de denunciar cualquier tipo de agresión, ya sea consumada o en grado de tentativa, física o verbal y toda aquella actuación por parte de pacientes, familiares o acompañantes de pacientes que violente el acto médico y pueda poner en riesgo la integridad física o psicológica del profesional víctima de la agresión.

De otra parte, la delegada territorial de Salud y Familias de la Junta en Cádiz, Isabel Paredes, ha acudido este martes, en representación de la Consejería, a la concentración de protesta convocada en la sede de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), en el recinto hospitalario de Puerto Real, para condenar igualmente la agresión sufrida por el médico del servicio provincial de 061.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios