Cádiz

Las administraciones tienen que cuantificar en febrero su aportación

  • En la próxima Comisión Nacional se tratará el aspecto económico y para el mes que viene se debe cerrar un presupuesto para garantizar el dinero · Se buscará también apoyo logístico de los ministerios

A falta de dos meses para el Día D del Bicentenario, el 19 de marzo, las reglas del juego han cambiado. Hay cambio de partido y de personas al frente del Bicentenario. Hasta ahora todos los cambios al frente de la Comisión Nacional se han producido con líderes socialistas, María Teresa Fernández de la Vega, Alfredo Pérez Rubalcaba y Manuel Chaves, cada uno de los cuales ha tratado de poner su sello en la gestión. Sin embargo, todo se ha hecho bajo el manto del mismo partido. Ahora la situación cambia radicalmente porque no sólo llega una nueva presidenta a la Comisión Nacional, Soraya Sáenz de Santamaría, sino un nuevo partido, el PP de Mariano Rajoy.

Si algo tenía claro la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, es que no podía dar ni un pequeño respiro al Gobierno central porque con el inicio de los actos centrales de la celebración a dos meses vistas, todo cambio o inclusión que se vaya a introducir en la programación, proyectos o financiación se tenía que hacer con urgencia.

Una de las consecuencias más directa es la convocatoria de la Comisión Nacional para el martes en la Casa de Iberoamérica con toda probabilidad.

Para Teófila Martínez, tal y como aseguró en declaraciones a este periódico, la vicepresidenta del Gobierno Sáenz de Santamaría no viene solo para ponerse al día de los proyectos y actos ya cerrados, sino que marcará las directrices de la gestión que quiere poner en marcha en el organismo del Doce ante la premura del tiempo.

De hecho, el del martes va a ser el primer contacto institucional que va a tener con el Doce, pero no el primero real, ya que esta semana que ahora termina, Sáenz de Santamaría citó a la alcaldesa de Cádiz en Madrid para mantener una reunión preparatoria de cara al pleno de la Comisión Nacional.

Uno de los asuntos que se va a poner encima de la mesa en la reunión de Cádiz es el de la financiación. Teófila Martínez siempre había defendido que, dentro de las conocidas dificultades económicas por las que atraviesa el país, iba a tratar de obtener recursos económicos extraordinarios para la celebración.

Martínez indicó que el objetivo es que el martes se hable también de dinero y que de aquí al mes de febrero todas las administraciones cuantifiquen el dinero que pueden poner y, con ello, se pueda conocer el presupuesto real con el que se van a mover. No hay que olvidar, y en ello incide Martínez, que una buena parte de los actos se van a hacer en torno al 19 de marzo, pero después a lo largo del año habrá otros muchos.

Sin embargo, cuando Martínez se refiere a apoyo extraordinario del Gobierno no sólo se refiere a dinero sino también a apoyo logístico: "Hay ministerios en el que su papel va a ser fundamental, como por ejemplo el de Asuntos Exteriores por ejemplo para el desplazamiento de las actividades culturales o para entrar en contacto con las embajadas de los países iberoamericanos fundamentalmente". Así también considera muy necesario ese apoyo para la Capitalidad Iberoamericana de la Cultura y también para que la celebración tenga proyección en el resto de España "porque no hay que olvidar que es una conmemoración de Estado".

La alcaldesa interpreta que la convocatoria tan pronta de la Comisión Nacional demuestra "la decisión política de este Gobierno de hacer de este organismo el eje político del Bicentenario. Espero muchas cosas buenas".

La intervención de Mariano Rajoy en el debate de investidura en el Congresos de los Diputados haciendo un guiño al Bicentenario supuso un espaldarazo del nuevo Gobierno a la celebración. Para Teófila Martínez, "de ahí puedo desprender que se van a impulsar muchos las actividades nacionales a nivel institucional". A ello se le unió la posterior intervención del Rey en el mismo escenario dándole una gran importancia al Bicentenario de la Constitución. Martínez dice que el apoyo del Gobierno popular es muy importante desde dos puntos de vista. Para los actos conmemorativos en sí y por otro para la Capitalidad Cultural "para que vaya más allá y esta sea también la de la conmemoración de los bicentenarios de las independencias". La meta final es que la celebración "no sea de cartón piedra y vaya mucho más allá".

De momento lo que no está en la agenda del martes es la sustitución de la figura que presida el Consorcio del Bicentenario, actualmente en manos del socialista Francisco Menacho, consejero de Gobernación de la Junta de Andalucía.

Sobre la nueva presidenta de la Comisión Nacional, Teófila Martínez se muestra segura de que "nos va a ayudar mucho porque sé el interés con el que se toma las cosas. Hace muy buenos equipos y confía mucho en la gente".

La llegada de Soraya Sáenz de Santamaría también viene acompañada de otros cambios en la Comisión Nacional, la de aquellos representantes de los ministerios que tienen que tener presencia en el organismo según sus estatutos. El martes se pasará de las palabras a los hechos y a la gestión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios