Cádiz

El acta de liquidación fijará si se debe o no dinero a Hacienda

  • El Ministerio destaca que el "Ayuntamiento de Cádiz es un buen pagador" pero lamenta las críticas a la Inspección de Trabajo "que hace un trabajo profesional"

Comentarios 5

962.651

La Tesorería General de la Seguridad Social aún no ha fijado la cuantía de lo que el Ayuntamiento de Cádiz puede adeudar por defectos en el abono de las cotizaciones de su plantilla entre junio de 2005 y diciembre de 2008. Según los sindicatos esta cantidad se eleva a 962.651 euros, mientras que el teniente de alcalde de Hacienda, José Blas Fernández, afirma que "se ha cotizado por todos los conceptos incluidos en las nóminas de los empleados".

Si se debe o no se debe, y por lo tanto si hay que hacer una liquidación complementaria a la Seguridad Social, lo fijará la Tesorería General en los próximos días. Por lo pronto, según informaron a Diario de Cádiz fuentes del Ministerio de Hacienda, "el acta de liquidación aún no se ha elevado a definitiva lo que no se hará hasta que las partes no hayan presentado las alegaciones que consideren oportunas tras el informe elaborado por la Inspección de Trabajo". Será entonces cuando el acta será definitiva, trasladándola a la Tesorería General de la Seguridad Social y fijándose entonces la cuantía de lo que hay que abonar, si es que hay que pagar finalmente. El 20 de mayo se cierra el plazo para que se presenten estas alegaciones.

Las mismas fuentes destacaron que "el Ayuntamiento de Cádiz es un buen pagador (a la Seguridad Social) ya que fuera de este acta no se debe nada".

"La Seguridad Social siempre ha mantenido un espíritu de colaboración con todos los ayuntamientos, entre ellos el de Cádiz. Pero si hay una denuncia legítima por parte de los sindicatos, la Inspección de Trabajo debe de actuar. Y lo hace de una forma estrictamente profesional y objetiva", lamentándose por ello los comentarios vertidos por el edil de Hacienda en los que se acusaba a la Inspección de Trabajo de elaborar este informe bajo un prisma político. A la vez, el Ministerio defendió y elogió la labor realizada por la inspectora encargada de este caso, que también recibió las críticas del Ayuntamiento.

Las fuentes del Ministerio de Hacienda constataron que "jurídicamente el tema es muy sencillo y muy objetivo, nada discutible. Si se ha producido una infracotización se realiza la correspondiente liquidación complementaria, sin necesidad de criminalizar a nadie. Se tramita la liquidación y se cotiza por ella. Y ya está".

Tras las críticas de Autonomía Obrera, tras conocerse el primer informe de la Inspección de Trabajo, la Junta de Personal ha advertido que las alegaciones deben tener carácter individual.

Por su parte, la UGT recalca la cuantía de la deuda, que cifra en cerca de un millón de euros. "¿Esta es la magnífica y maravillosa capacidad de gestión de la que alardea este equipo de gobierno? Si estos gestores fueran más transparentes en su gestión quizá se pudiera haber detectado este problema antes. ¿Ha sido este realmente un fallo inocente o una manera de ahorrarse dinero?", se preguntan desde este sindicato que reclama, también, responsabilidades políticas "por este error" e información sobre "dónde está el dinero que el Ayuntamiento no ingresó a la Seguridad Social".

Los sindicatos habían detectado que desde 1993 se estaban cometiendo, según ellos, irregularidades en el pago de las cuotas de los trabajadores, cotizando por bases inferiores a las debidas. El acto de liquidación ahora abierta se limita, sin embargo, al periodo comprendido entre junio de 2005 y diciembre de 2008.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios