Viviendas municipales

Vecinos de Levante, 1 se quejan de la salida de aguas fecales en su finca

  • Denuncian la necesidad de renovar las tuberías de saneamiento por los constantes atascos

Una vecina limpia la casapuerta del número 1 de la calle Levante, en una imagen de archivo. Una vecina limpia la casapuerta del número 1 de la calle Levante, en una imagen de archivo.

Una vecina limpia la casapuerta del número 1 de la calle Levante, en una imagen de archivo. / Jesús Marín

Existen problemas que se eternizan en el tiempo y a los que no se le encuentra una solución satisfactoria. Los vecinos del número 1 de la calle Levante llevan ya varios años soportando estoicamente los problemas que tienen con las tuberías de saneamiento que pasan por debajo de este inmueble. Con demasiada frecuencia, las aguas fecales se desbordan y acaban saliendo por la casapuerta de la finca, dejando un olor repugnante y un ambiente irrespirable. Incluso, cada vez que los restos se esparcen por la entrada de la finca, varios vecinos con problemas de salud no pueden salir a la calle.

María Jesús Peña, presidenta de la comunidad de vecinos de esta finca, denunció a este medio que “los vecinos estamos desesperados” ante esta situación, que no se ha conseguido reparar a pesar de las obras que realizó Procasa –propietaria de las viviendas– hace un año y medio para intentar poner remedio a este problema al instalar una nueva canalización de saneamiento por debajo de una de las viviendas. “Cuando hicieron las obras, metieron un tubo nuevo con un diámetro más ancho. Éste desaloja por la casapuerta nuestra hasta un tubo que tiene un diámetro menor, por lo que se atasca con mucha facilidad”, explicó la inquilina.

Ante esto, la vecina expuso que la solución pasa “por abrir la casapuerta y cambiar el tubo por otro de mayor diámetro, pero no lo hacen”. De hecho, en la actualidad lo único que se hace es desatascar las cañerías cada vez que expulsan al exterior todo lo que discurre por ellas. “Esto necesita una actuación urgente. No podemos seguir así porque es pan para hoy y hambre para mañana”, se quejó Peña, que añadió que constantemente tienen que limpiar la casapuerta para quitar los excrementos que salen por la casapuerta del edificio.

Por su parte, fuentes municipales señalaron que el pasado jueves se realizó en la calle Levante una nueva actuación de limpieza de las tuberías de saneamiento de esta vía. Por un lado, la empresa municipal Aguas de Cádiz se encargó de las canalizaciones de las aguas fecales del exterior, mientras que la empresa municipal de vivienda Procasa, como propietaria del inmueble, se encargó de hacer lo propio en las que se encuentran en el interior del edificio.

Así, estas mismas fuentes señalaron como motivo de una parte de los atascos la gran cantidad de toallitas que se tiran al inodoro por parte de los vecinos, lo que ocasiona un tapón en las tuberías por la gran dificultad que tienen para desintegrarse. Por ello, se va a realizar una campaña informativa con los vecinos con el objetivo de que no tiren estas toallitas al váter por las molestias que ocasionan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios