Cádiz

Urbanismo ordena una inspección del convento de Santa María

  • El Ayuntamiento cree que puede haber sufrido deterioro desde que se desalojó hace tres años · La Junta afirma que el proyecto de ejecución se va a presentar en breve

La Junta de Gobierno Local de ayer acordó la realización de una inspección urbanística al convento de Santa María, que se encuentra sin habitar desde que hace tres años las monjas concepcionistas franciscanas fueran desalojadas.

La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, afirmó ayer que después de ese tiempo la Junta de Andalucía "no ha hecho nada ni ha presentado a este ayuntamiento proyecto alguno". Martínez añadió que tienen "miedo" a que el inmueble se siga deteriorando "y si al final ocurre algo, nos echan las culpas a nosotros". Curiosamente, la alcaldesa recordó que a las monjas se les dijo que tenían que irse "porque corrían peligro, por lo que tres años después puede estar peor la situación".

El proyecto en el edificio incluye la rehabilitación y reordenación de los espacios del convento y la construcción de 24 viviendas, divididas en dos bloques de pisos, cuya entrada se producirá por Teniente Andújar.

Martínez acusó a la Junta de vender "a bombo y platillo un proyecto que después no se ha llevado a la práctica todavía.

Desde la Delegación provincial de Vivienda, que dirige Silvia López, se informó de todos los pasos que se han dado al respecto de esta obra, que comienza el 28 de enero de 2008 con la solicitud de la cédula urbanística.

Vivienda señaló que el 16 de octubre del pasado año se pidió licencia de obras con el proyecto básico. El problema se produjo cuando Bomberos no dio el visto bueno al proyecto, lo que produce un retraso en los trámites. Actualmente, el arquitecto que ganó el concurso de ideas, Francisco Torres, está pendiente de presentar el proyecto de ejecución supervisado por Vorsevi.

La delegada de Vivienda, Silvia López, dijo que le parecía muy bien que mandara la inspección pero pidió que también lo haga "a las viviendas que los vecinos están esperando desde hace tiempo. En el convento no vive nadie y en las fincas sí". Por otro lado, resaltó que "el Ayuntamiento ha aprendido la lección con lo que ha pasado en Paco de Alba, 5".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios