Contenido patrocinado

“El futuro se consigue con reeducación”

  • La Unidad de Obesidad del Hospital La Salud está formada por un equipo multidisciplinar

En la imagen, Teresa Merlo, coordinadora de la Unidad de Obesidad del Hospital La Salud. En la imagen, Teresa Merlo, coordinadora de la Unidad de Obesidad del Hospital La Salud.

En la imagen, Teresa Merlo, coordinadora de la Unidad de Obesidad del Hospital La Salud.

El objetivo de esta unidad es cambiar los hábitos alimenticios de sus pacientes, a través de un equipo multidisciplinar formado por psicólogos, nutricionistas y especialistas en aparato digestivo. Teresa Merlo es la coordinadora.

–¿Qué es la obesidad?

–La obesidad es una enfermedad crónica y multifactorial con numerosas patologías asociadas que disminuyen la calidad y esperanza de vida, además de aumentar el riesgo de padecer diabetes, enfermedades cardiacas, derrames cerebrales y artritis, entre otras.

–¿Qué beneficios aporta al paciente la Unidad de Obesidad del Hospital La Salud?

–Esta unidad va encaminada a todas las personas que sufren obesidad y han intentado por todos los medios perder peso y no lo consiguen. Estudiamos cada caso de manera individualizada para definir la mejor opción de tratamiento para cada paciente. La piedra angular de todo el proceso es la reeducación en hábitos alimenticios.

–¿Qué equipo compone esta unidad?

–Nuestra unidad trabaja con un equipo multidisciplinar formado por nutricionista, psicólogos y especialistas en aparato digestivo, que están especializados en el seguimiento del paciente, desde la primera consulta. Además, realizamos un coaching personalizado con un seguimiento completo de todos los procesos que realiza el paciente, de manera que la intervención quirúrgica, que en ocasiones es necesaria para ayudarnos en la perdida de peso.

–¿Realizan técnicas quirúrgicas o endoscópicas?

–Para nosotros la realización de técnicas quirúrgicas o endoscópicas es solo una parte más del proceso. El tratamiento médico de la obesidad mediante medidas higiénico-dietéticas, aunque imprescindible, puede resultar insuficiente en muchos casos. Para obesidades severas o mórbidas la cirugía (banda gástrica y manga gástrica) es la técnica que ofrece mejor resultado a largo plazo. Sin embargo, en fases no tan avanzadas, las técnicas endoscópicas (balón intragástrico y método apollo) mínimamente invasivas han demostrado ser una alternativa muy efectiva.