Cádiz

Tierra Santa le abre las puertas a Cádiz

  • Un grupo gaditano ha sido el primero en acceder a los Santos Lugares tras 20 meses clausurados por la pandemia

El grupo gaditano de peregrinos, en la puerta de la Basílica del Santo Sepulcro, en Jerusalén.

El grupo gaditano de peregrinos, en la puerta de la Basílica del Santo Sepulcro, en Jerusalén.

El Covid vació unas calles habitualmente atestadas de público de todas las nacionalidades, cerró templos y basílicas cuya entrada y salida de fieles era incesante. Borró las huellas históricas de la vida de Jesús de la sociedad actual, que durante veinte meses no ha podido visitar, transitar o acceder a los Santo Lugares. Y después de este período, han sido unos gaditanos los que han inaugurado los viajes a Tierra Santa. La asociación Estrella de Belén acaba de regresar de la última peregrinación, que posiblemente haya sido la más especial.

Desde la apertura de las fronteras en Israel, el grupo gaditano de peregrinos ha sido el primero en viajar hasta allí y en recorrer los santos lugares. El coordinador de la expedición, Juan Antonio Laluz, enumera las dificultades o los exigentes requisitos que imponía Israel para permitir la llegada de turistas, que han ido salvando los gaditanos. Presentar previamente el certificado de vacunación, realizar todos una PCR antes de salir y otra al llegar a Israel, además de un test seriológico; por supuesto las mascarillas en todo momento... “Pero se ha conseguido”, concluye Laluz.

Al ser el primer grupo en traspasar la frontera israelí y recorrer Tierra Santa, los gaditanos han experimentado una peregrinación bien distinta a lo habitual. “Prácticamente hemos estado nosotros solos. Los santuarios prácticamente se han abierto para nosotros”, informa Laluz, que pone de ejemplo la Basílica de la Natividad, en Belén, “que habitualmente hay que esperar hora u hora y media en cola y que esta vez hemos llegado sin que hubiera nadie, e incluso pude hacer un vídeo del interior vacía”.

Ellos han estado tres noches en Belén y cinco en Jerusalén, visitando los monumentos y lugares religiosos principales de una manera del todo distinta y a la vez extraña tratándose de Tierra Santa. Un escenario que ha permitido que celebraran misa en la gruta de Belén y en el interior de la tumba del sepulcro, dos lugares en los que se suele realizar una visita rápida por la gran cantidad de público que hay siempre, o que realizaran las catorce estaciones de la vía dolorosa “solo nosotros”, sin más público. “Es una desgracia por la falta de peregrinos, sobre todo por la economía local, pero el grupo gaditano se ha beneficiado por estar solo”, reconoce Laluz.

El 8 de octubre, nada más finalizar la fiesta de la Patrona, aterrizó en Israel este grupo gaditano que han tenido el privilegio de ser los primeros en volver a Tierra Santa tras el inicio de la pandemia, en una peregrinación que puso fin el pasado día 16 con la llegada de nuevo a Cádiz. Y la asociación Estrella de Belén prepara ya una nueva peregrinación que, en principio, partirá de Cádiz el próximo 4 de diciembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios