Cádiz

Teófila Martínez apunta a la Diputación como culpable del fracaso del proyecto

  • La alcaldesa pide a la Corporación Provincial que vuelva a convocar el concurso

La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, eludió cualquier responsabilidad en la retirada de la empresa Zaragoza Urbana para construir un hotel de cinco estrellas en Valcárcel y culpó directamente a la Diputación Provincial, que fue la que vendió el terreno a la firma aragonesa de hoteles.

"Lo que mal empieza, mal acaba". Martínez echó mano en la mañana de ayer del refranero popular para describir gráficamente el fracaso de esta operación. La alcaldesa fija en la operación de venta realizada en el año 2003 uno de los grandes males de este proyecto y, posteriormente, el tiempo transcurrido para trasladar la escuela de hostelería que alberga Valcárcel.

Teófila Martínez reiteró ayer una vez más lo que viene diciendo desde años y es que "la Diputación tendría que haber hecho un convenio con el Ayuntamiento de Cádiz antes de vender los terrenos y el inmueble". Según la regidora gaditana, la institución provincial sacó a la venta unos terrenos de 13.000 metros cuadrados en total, pero Zaragoza Urbana fue la única que se presentó al concurso con un proyecto de 28.000 metros, lo que aumentaba la edificabilidad en 15.000 metros. Teófila Martínez señaló que en el convenio entre Zaragoza Urbana y Diputación se especificó varios plazos en el pago, parte de lo cual quedaba a expensas de que la empresa llegara a un acuerdo urbanístico con el ayuntamiento de Cádiz para aumentar la edificabilidad: "si otras compañías hubieran sabido que se podría edificar sobre 28.000 metros se hubieran presentado más ofertas".

No obstante, "a pesar de que esta operación se hizo a la espalda del Ayuntamiento y sin firmar previamente el convenio entre Diputación y el Consistorio", se acordó con la empresa la modificación puntual del PGOU, cuyo avance estuvo aprobado a finales del año 2004.

Teófila Martínez explicó ayer a los periodistas que esta modificación se llevó paralela a la del Campo de las Balas para la ampliación del Parador "pero en el año 2008 la Junta de Andalucía devuelve de manera favorable esta última pero no la de Valcárcel porque faltaban algunos metros de espacios verdes". La alcaldesa señaló que la Junta le había pedido informes y documentación para esta modificación que nunca antes había pedido para ningún otro proyecto, por lo que los plazos se iban alargando en el tiempo "pero nosotros no tenemos ninguna culpa de ello". Finalmente se aprobó en el año 2009.

El otro gran problema, a juicio de la alcaldesa, que se ha encontrado Zaragoza Urbana ha sido el del traslado de la Escuela de Hostelería, "ya que a la empresa no le salían las cuentas de los metros ni aunque se hubiera aumentado la edificabilidad en 15.000 metros". Teófila Martínez afirma que desde el año 2008 la Diputación ha sido incapaz de encontrar un lugar alternativo, a lo que se unió la llegada de la crisis económica, situación de la que culpó directamente a José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno.

Martínez recordó que la venta del edificio "respondió a un interés electoral y se dijo que parte del dinero se iba a reinvertir en La Viña, pero allí los únicos que hacemos mejoras somos nosotros".

La alcaldesa cree que la situación que se ha creado "es un problema para la ciudad ya que el edificio se encuentra en un lugar importantísimo", pero pidió a Diputación que vuelva a convocar el concurso para que el proyecto siga adelante. Eso sí, advirtió que no se va a permitir la especulación y que el dinero de más que se podría obtener al aumentarse la edificabilidad a 28.000 metros cuadrados "debe revertir en la ciudad. Ni piense que ese dinero debe acabar en las arcas de Diputación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios