Cádiz

Sobran tres millones

  • El Ayuntamiento tiene que eliminar 3.282.962 euros en gastos para adaptar el presupuesto al de 2014

  • Intervención enumera las medidas que hay que adoptar tras la sentencia del TSJA

El alcalde de la ciudad, José María González, en una imagen de archivo. El alcalde de la ciudad, José María González, en una imagen de archivo.

El alcalde de la ciudad, José María González, en una imagen de archivo. / JULIO GONZÁLEZ

A las cuentas que manejaba el Ayuntamiento hasta la actualidad le sobran algo más de tres millones de euros. Esa es la cifra -3.282.962,65 euros, en concreto- que el Ayuntamiento tiene que recortar del proyecto de gastos que venía sirviendo de base económica en la actualidad, y que es el fruto del presupuesto aprobado por la Junta de Gobierno Local en 2016 y prorrogado en 2017 y 2018 (hasta la fecha actual). Así lo refleja la Intervención municipal en un informe al que ha tenido acceso este periódico y en el que enumera las principales consecuencias que tiene la anulación del presupuesto de 2016 y la obligación de poner en vigor el anterior, del año 2014.

El presupuesto inicial de ese 2014 era de 156,1 millones de euros, que se quedaban en 126,6 millones de euros tras restarle los importes no prorrogables y unos créditos bancarios. Y el de 2016 era de 139,3 millones, que tras quitar esos conceptos se quedaban en casi 130 millones. De ahí ese desajuste de casi 3,3 millones que hay que equilibrar. Queda pendiente ahora que la Corporación determine en qué partidas concretas realizan esos ajustes económicos de más de tres millones de euros para adaptar el presupuesto al de 2014.

Además, apunta la Intervención que ese ajuste se va a ver afectado porque "la estructura orgánica y de programas es diferente a la que derivaba del presupuesto de 2016 ahora anulado", lo que va a propiciar que en ocasiones haya gastos "sin encaje en ninguna de las vinculaciones jurídicas existentes en 2014".

Los recortes afectan también a los organismos autónomos, que deben reducir el volumen de gasto al que se marcaba en 2014, lo que perjudica especialmente al IFEF, "que precisa de adopción de medidas urgentes para que no se vea comprometido el pago de las nóminas de personal, cuyo importe supera muy holgadamente el importe del presupuesto inicial de 2014". El desfase económico en este ente es de 579.535,88 euros.

En este bloque también habrán de hacerse ajustes en el Instituto Municipal de Deportes por importe de 298.929,66 euros -lo que "no plantea especiales problemas puesto que se han efectuado retenciones de crédito", señala Intervención- y en la Fundación Municipal de Cultura por valor de 38.996 euros, habiéndose ejecutado retenciones también.

Por el contrario, tanto el Patronato del COAC (con 935.770,60 euros) como la Fundación de la Mujer (con 82.000 euros) resultan con cifras positivas en esta adaptación del presupuesto.

En otro bloque del informe se hace también referencia a las empresas municipales, indicando Intervención que aquellas que reciben aportación del Ayuntamiento "sí se ven sensiblemente afectadas por la anulación de los presupuestos, dado que sólo podrán percibir en 2018 las aportaciones establecidas en el ejercicio de 2014". Y esto significa, principalmente, que el programa de Alquiler Justo se queda sin financiación alguna, y que Onda Cádiz pierde un millón de euros, lo que supone una cuestión aún más grave si se tiene en cuenta que Ciudadanos pedía hace unos días la aportación de un millón más al presupuesto actual.

Al margen de esto, Intervención hace otra serie de consideraciones, como la de "no llevar a efecto modificaciones de crédito de la competencia de la Alcaldía salvo que fueran realizables en el presupuesto de 2014 en idénticas condiciones", que aquellos gastos de empresas municipales y organismos autónomos que se iban a ejecutar en base a las modificaciones de crédito del presupuesto de 2016 o sus prórrogas posteriores "no deben seguir la ejecución, devolviendo las cantidades correspondientes al Ayuntamiento", o que no se puede realizar "ninguna actuación en materia de personal en desarrollo de ofertas de empleo aprobadas con posterioridad a 2014", ya que la Relación de Puestos de Trabajo vigente vuelve a ser la de 2014.

En una última cuestión, Intervención pone también de manifiesto la dificultad que va a suponer a nivel técnico acatar la sentencia del TSJA en relación al presupuesto municipal, obligando a realizar "un trabajo intensivo por un período de tiempo que no podemos determinar en principio, para aquellos casos en que se cuente con encaje presupuestario directo"; y reclamando "apoyo técnico-informático dado que no es habitual el que se lleve a cabo un traspaso de operaciones presupuestarias a un presupuesto cuatro años anterior". "No puede descartarse la necesidad de que pueda solicitarse una asistencia técnica especializada en apoyo de los trabajos que han de realizarse", concluye Intervención, evidenciando así las repercusiones que conlleva la anulación del presupuesto de 2016 que hasta el pasado 1 de mayo estaba en vigor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios