Cádiz

Salud archiva el expediente sancionador abierto a Filosofía y Letras

  • Detectar colillas en sus patios y la ausencia en ellos de carteles que prohíban fumar no constituyen infracción administrativa

La Delegación provincial de Salud abrió el pasado mes de noviembre un expediente sancionador a la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Cádiz por, según se comunicó, incumplir la Ley de Medidas Sanitarias frente al Tabaquismo. No obstante, ese expediente ha sido finalmente archivado, y la institución académica gaditana no ha tenido que hacer frente a ningún tipo de sanción, ni siquiera económica.

Fuentes del gabinete jurídico de la UCA señalan que el expediente no prosperó puesto que los hechos que se declararon probados para acusar a la Facultad de incumplir la Ley Antitabaco no constituyen infracción administrativa. Esos hechos fueron encontrar colillas en el suelo o en las bases de las palmeras de los dos patios interiores y descubiertos con los que cuenta el centro universitario, así como la ausencia en ellos de carteles que prohiban fumar en esos espacios.

En un principio, la Universidad gaditana fue advertida de que por estas 'incidencias' se podría imponer a la Facultad una multa de hasta 6.000 euros. La UCA recurrió, y posteriormente se le notificó una propuesta de resolución en la que se acordaba que se le imponía al centro una multa de 50 euros. Pero el gabinete jurídico de la institución académica volvió a alegar contra esa propuesta. Y finalmente, el pasado febrero, la Delegación provincial de Salud archivó el expediente "porque los hechos que se nos imputaban no constituyen infracción administración", informan fuentes de ese gabinete.

La UCA defendió que carecer de cartelería en los patios no es motivo de sanción, puesto que la Facultad de Filosofía y Letras ya anuncia en un panel que se encuentra en su entrada que no se puede fumar dentro del equipamiento. En la institución académica consideran que ese cartel ya es preceptivo y, por tanto, no es necesaria la presencia de otros en el interior. Y asimismo, como durante la inspección no se pilló a nadie fumando en esos patios, argumentaron que no es posible responsabilizar ni sancionar a la Facultad por algo que no ha sido constatado.

La apertura del expediente la dio a conocer Nofumadores.org, organización que efectuó la denuncia ante Salud al detectar que "se fumaba con total impunidad, y los ceniceros y las bases de las palmeras estaban llenas de colillas".

El decano de la Facultad, Manuel Arcila, aseguró entonces que en los patios había carteles que advertían de la prohibición de fumar, pero que fueron perdiendo su color al estar permanente expuestos al sol e incluso acabaron cayéndose. Al día siguiente de saltar la noticia del expediente sancionador, se colocaron nuevos carteles en esos espacios abiertos del centro universitario.

50

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios