Cádiz

El Rastrillo busca un 'nuevo futuro'

  • Un año más, el Baluarte de la Candelaria prestará sus instalaciones para la realización de la velada solidaria El dinero recaudado se destinará a los niños acogidos por la asociación

De la órbita de este nuevo verano no han querido despegarse. Ahí siguen, ajustando, organizando, trasladando los enseres que le harán falta a partir de mañana. Para que todo salga perfecto y para que este año la recaudación supere a la del año pasado. La Asociación Nuevo Futuro, en cuyo seno buscan "dotar de una vida familiar a los niños que por distintas razones se encuentran privados de ella", vuelve a organizar un año más su semana solidaria, conocida como El Rastrillo, con la intención de recaudar y de superar los 84.000 euros del pasado verano.

La inauguración tendrá lugar el miércoles a las siete de la tarde en el Baluarte de la Candelaria. Antes, desde ayer lunes, se encuentran salteando el estrés que provoca la organización de un evento de tal magnitud. A esto contribuye el hecho de que haya varios artistas consagrados que han querido sumarse de forma desinteresada para amenizar el evento y así contribuir a mejorar la situación de la infancia; labor que llevan a cabo desde la asociación. Carmen Jara, Neiva Lande, Merche Corisco, la comparsa de Tino Tovar o la chirigota 'Ya estoy yo acostao' serán algunos de los encargados de ponerle banda sonora a los múltiples actos que tendrán lugar durante la semana: pases de modelo, magia, los múltiples tenderetes abiertos sobre artesanía, objetos de bisutería, diferentes complementos de mujer y la novedad de dos salas de antigüedades. Así como la conocida tómbola que albergará este año más de 5.000 regalos.

En el año 2011, la asociación consiguió, gracias, en parte, al dinero recaudado en El Rastrillo, fundar un centro para la infancia en Cádiz. El denominado Hogar La Paz. El centro servía de acogida a varios de los 24 niños que la asociación mantiene y apoya en la provincia de Cádiz. El año pasado los 84.000 euros que ingresaron sirvieron para invertirlos en el centro y aclimatarlo, pero "el recorte en las subvenciones públicas de la Junta de Andalucía de un 20% nos han obligado a cerrarlo" en este 2013, comenta Jerónima Galiano, presidenta de la asociación en Cádiz. Los niños acogidos por el centro se han reinstalado en pisos con familias. Este año, ante la situación económica, Jerónima afirma que "el dinero recaudado pasará a formar parte de un colchón para poder subsistir y así poder afrontar los gastos que surjan a lo largo del año con los niños acogidos".

La ayuda para sustentar a estos niños amparados por la asociación, a la que hay adscritos 16 voluntarios, se unen talleres a lo largo del año y la inclusión en diferentes escuelas, como la de hostelería, donde cuentan con la opción de realizar prácticas. Un ejemplo de ello son los siete chicos adscritos en la actualidad a la escuela de hostelería de Jerez de la Frontera.

Pero desde Nuevo Futuro no solo tienen en cuenta el hecho de que los niños adquieran y aprendan una profesión, sino que "hay trabajadores sociales y psicólogos siguiendo la infancia y adolescencia de los menores", advierte Jerónima.

La asociación Nuevo Futuro, con origen en 1968, lleva organizando El Rastrillo en Cádiz desde hace 24 años. Contará entre los días 11 y 15 de julio con 200 voluntarios que estarán destinados a la logística de los actos, a servir en las barras, a vender en las tiendas, en la tómbola, a controlar la organización. Una ardua labor para la que muchísimos voluntarios ya se preparan y se ponen a punto para que se vuelva a repetir un año como 2011, pues "el año pasado fue algo deficiente y las actuaciones cayeron, pero en éste los artistas se han volcado y tenemos muchísimas ganas e ilusión en superar las expectativas", cuenta Jerónima. Para buscar el máximo rendimiento se han mantenido los precios de la entrada y de las cenas ofrecidas por Pablo Grosso, El Faro y Horeca. Serán las encargadas de realizar un catering para degustación de los asistentes que así lo deseen.

Mañana El Rastrillo volverá a abrir sus puertas. Con el fin de la solidaridad a las espaldas, aquél que acuda ayudará otro año más a la asociación Nuevo Futuro a ofrecer nuevas perspectivas para 24 jóvenes que se han encontrado en casa con un ambiente desestructurado. Hay alternativas de futuro y se procuran fuentes de financiación. Por ello, El Rastrillo quiere ser un éxito un año más. Y que sean muchos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios