Cádiz

Queda en libertad el acusado de una violación en la Punta en 1999

  • La Audiencia ordena que sea excarcelado tras el juicio celebrado el pasado lunes

El tribunal que juzgó el pasado lunes a un acusado de violar a una mujer en la zona de la Punta de San Felipe en diciembre de 1999 ordenó tras la vista oral que el hombre fuese puesto en libertad. El procesado se encontraba en prisión preventiva desde principios de este año, cuando fue detenido porque pesaba sobre él una orden de busca y captura.

La puesta en libertad indica que el tribunal, de la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Cádiz, ha optado por absolver a este segundo procesado en este asunto de agresión sexual. Hubo un primer acusado que fue absuelto hace años, según explicó el pasado lunes la defensa del juzgado ahora, a quien representa el abogado Manuel Velasco.

El procesado, de origen rumano, no quiso responder en el juicio a las preguntas de la fiscal y tampoco a las de su abogado. Al término del juicio dijo que él no violó ni golpeó a nadie.

La fiscal no lo creyó. Pidió al tribunal que lo condenase a 12 años de prisión por agresión sexual. Mantuvo que el acusado violó a la mujer y se apoyó en el testimonio prestado por ella en su día ante el juez instructor (la víctima no acudió al juicio), en el informe forense sobre las lesiones que sufría (compatibles con una agresión sexual, según el forense) y en las pruebas de ADN. Había restos de semen del procesado en las vías anal y vaginal de la denunciante. Y también fueron hallados restos del otro procesado.

El abogado defensor solicitó en cambio al tribunal que dictase una sentencia absolutoria. El letrado adujo que en el juicio no había podido ser cumplida de forma suficiente la garantía de contradicción porque no declararon como testigos ni la denunciante de la agresión sexual ni el procesado que en su día fue absuelto de ese delito.

La denunciante de la violación dijo en su día a la Policía que entabló amistad con tres hombres, que acudieron todos al comedor asistencial de María Arteaga y que tras la cena estuvieron los cuatro consumiendo bebidas alcohólicas y hubo un altercado. La mujer explicó que más adelante, el grupo se fue hacia la Punta de San Felipe. Allí se movieron por varios bares y después acabaron todos en una caseta. En ese lugar, sobre las tres de la madrugada, según contó la denunciante, fue violada.

Dos policías que la atendieron dijeron en el juicio que encontraron a la mujer bastante alterada y que mostraba indicios de dependencia. Relataron también los agentes que ella les explicó que había ido allí para mantener relaciones sexuales a cambio de dinero y que dos rumanos la habían agredido y violado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios