Cádiz

Proponen a la UCA la cesión del Parque de la Historia y el Mar

  • El Ayuntamiento de San Fernando ofrece este equipamiento a la Universidad como posible sede del CEIMAR o para albergar dependencias vinculadas a dicho proyecto

El Ayuntamiento de San Fernando ha lanzado una propuesta a la Universidad de Cádiz: la cesión del edificio conocido como Parque de la Historia y el Mar. Es un equipamiento de tres plantas que cuenta con un amplio espacio destinado a acuarios y que está ubicado frente al Polígono Industrial Puente de Hierro. Un inmueble que podría albergar -tal y como ha ideado el Consistorio-, la sede del Campus de Excelencia Internacional del Mar (CEIMAR) que lidera la UCA o bien, algunas de sus dependencias.

El rector de la institución académica gaditana, Eduardo González Mazo, confirma dicha propuesta, así como su reciente visita a esas instalaciones en compañía de varios miembros de la comunidad universitaria. "Pero por el momento, lo único firme -declara el rector- es el ofrecimiento por parte del Ayuntamiento de San Fernando".

En los próximos días se celebrará una reunión para estudiar la cesión y los posibles usos que se le podría dar al complejo. No obstante, advierte el máximo responsable de la UCA que en dicha reunión se tendrá en cuenta "el momento de incertidumbre general que vivimos" y "la inversión que habría que realizar en el edificio tanto para adecuar sus espacios como para mantenerlo".

Asimismo, apunta que la intención es que el CEIMAR no solo tenga una sede: "Se contemplan varias sedes del CEIMAR. En la capital gaditana se estudiará la posibilidad de ubicar la Oficina de Transferencia, y al inmueble del Parque de la Historia y el Mar se le podría dar otro uso relacionados con proyectos propios del CEIMAR, pero hay que verlo y estudiarlo. Aún no hay nada decidido". Insiste en ello.

Esta propuesta que el Ayuntamiento de San Fernando ha realizado a la Universidad gaditana para hacer uso de las instalaciones del Parque de la Historia y el Mar permitiría, en caso de rubricarse, una exitosa salida a una difícil situación en la que se encuentra este equipamiento náutico y cultural, que lleva más de una década gestándose y cuyas obras están bloqueadas desde el pasado año 2007 por la falta de inversiones para terminar el complejo. En estas dependencias, emplazadas junto al Puente de Hierro, en las proximidades de Navantia y del Arsenal de La Carraca, se ha invertido ya más de nueve millones de euros a través de distintas administraciones, programas y subvenciones. Sin embargo, todavía no se ha conseguido abrir sus puertas ni dar con una fórmula de gestión que resulte rentable, que no acarree costes para el Ayuntamiento isleño. El Parque de la Historia y el Mar sigue cerrado a cal y canto para escándalo de muchos, que han censurado la falta de previsión del anterior Gobierno municipal del Partido Andalucista, al haber abordado una obra monumental, con una inversión millonaria, que no sabía cómo iba a terminar y que, de hecho, se ha quedado en el aire.

Y para el PP, que accedió a la Alcaldía el pasado mes de mayo, este complejo se ha convertido en una auténtica carga a la que, desde un primer momento, ha intentado dar salida de la mejor manera posible. El alcalde, José Loaiza, ha manifestado desde principios del mandato corporativo su intención de sacar a flote estas instalaciones de forma que no supongan coste alguno para el Ayuntamiento, que actualmente asume la vigilancia del recinto en desuso. A lo largo de estos seis meses, a través del área general de Desarrollo de la Ciudad, que aglutina a la antigua Gerencia Municipal de Urbanismo, se han mantenido contactos con empresarios e inversores dispuestos a hacerse cargo de las instalaciones. Sin embargo, la propuesta de ceder las instalaciones a la UCA, ideada por Loaiza, aunque el Gobierno municipal no ha llegado a confirmarlo, permitiría resolver el problema del Parque del Mar, al desbloquear la actuación, darle un uso de cara al futuro y, además, colmar una vieja aspiración de La Isla: la de contar en su término municipal con algunas instalaciones universitarias. La iniciativa, si finalmente se lleva a cabo, permitiría canalizar esa millonaria inversión realizada a lo largo de los años y, al mismo tiempo, garantizar la utilidad de estas instalaciones.

El Parque de la Historia y el Mar se asienta sobre una parcela de unos 20.000 metros cuadrados y dispone de unos 2.500 metros cuadrados que se reparten entre tres plantas. Cuenta con un amplio espacio destinado a acuarios -cuya instalación ya está realizada incluso- y con múltiples salas expositivas de distinto tamaño, además de un pequeño pantalán y una amplia terraza. Dispone además de instalaciones colindantes, como un aparcamiento, un pequeño parque y de una parcela colindante pensada para la realización de actividades (inicialmente, se pensaba recrear algunos esteros para complementar las actividades que se querían ofrecer en el parque del Mar). La idea que siempre defendió el Ayuntamiento era darle un uso lúdico y cultural vinculado a la actividad náutica y la tradición marinera de San Fernando. Los acuarios -de grandes dimensiones- figuraban entre los grandes atractivos del centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios