Cádiz

Los colegios de Primaria contarán con docentes dedicados en exclusiva a las tareas de refuerzo

  • El nuevo modelo de cobertura de bajas del profesorado agiliza al máximo las sustituciones

Todos los colegios de Primaria de la comunidad autónoma contarán con profesorado dedicado en exclusiva a las tareas de refuerzo del alumnado. En total, 2.068 maestros dedicarán todo su horario a las tareas de apoyo en estos centros a partir del próximo curso, según anunció ayer el consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, que destacó que la mejora de los rendimientos en esta etapa educativa es decisiva para el futuro éxito escolar del alumnado.

Según explicó el consejero, estos docentes tenían hasta ahora como principal función la cobertura de la primera baja que se registraba en los colegios públicos que imparten esta etapa educativa. Con esta medida, Andalucía contará con 2.068 docentes trabajando únicamente por el éxito escolar, según afirmó Álvarez de la Chica, quien insistió en que todos los indicadores nacionales e internacionales apuntan la necesidad de actuar ante las dificultades de aprendizaje de los escolares cuanto antes.

La iniciativa, que había sido solicitada por los sindicatos CCOO, ANPE, CSI-CSIF y FETE-UGT, responde a los objetivos de la Ley de Educación de Andalucía (LEA), y cumple con los compromisos de la iniciativa Esfuerza. Su desarrollo se enmarca en los nuevos reglamentos de organización y funcionamiento de los centros educativos.

A partir del próximo curso, la primera baja que cubría este profesorado será atendida según los criterios del nuevo modelo de cobertura de ausencias que, de manera experimental, se ha desarrollado en 200 centros de la comunidad y cuyo balance ha sido muy positivo. El nuevo sistema reduce a cinco días el plazo para las sustituciones, que antes se hacían a los quince días, y otorga autonomía a los directores para decidir qué bajas se cubren y cuándo.

El consejero de Educación explicó que las bajas se han cubierto en tres días de media, consiguiendo reducir al máximo el plazo establecido. A los tres días de producirse una baja, un profesor sustituto ha acudido al centro para continuar con la programación del curso, señaló para recordar que la demora en las sustituciones ha sido una de las preocupaciones que padres y madres han trasladado reiteradamente a la Consejería.

A cada colegio e instituto se le asignó un presupuesto virtual, integrado por un número de jornadas para sustituciones, fijado según su plantilla, para gestionarlo. Si se agotaba y se solicitaba un incremento, era necesario justificarlo.

Cuando se produce una baja, la dirección registra en Séneca la fecha de inicio y la probable fecha de finalización. Si decide que es necesaria cubrirla, indica la fecha de dicha solicitud. En ese momento se activa una alerta en la Delegación de Educación, que pone en marcha los trámites para la sustitución a través de la bolsa correspondiente. Una vez que se localiza al docente sustituto, se precisa la fecha de incorporación. Este sistema de trabajo ha permitido que, en aquellos casos de bajas programadas, como operaciones quirúrgicas, que el profesor sustituto estuviera en clase el mismo día que comenzaba la baja del titular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios