Seguridad

Preparados ante los riesgos

  • El Consistorio cuenta con tres planes de actuación por contaminación del litoral, riesgos sísmicos y accidentes de transporte de mercancías peligrosas

El equipo de profesionales del Puesto de mando avanzado de Protección Civil que coordinó la seguridad en el pasado Carnaval. El equipo de profesionales del Puesto de mando avanzado de Protección Civil que coordinó la seguridad en el pasado Carnaval.

El equipo de profesionales del Puesto de mando avanzado de Protección Civil que coordinó la seguridad en el pasado Carnaval. / Marcos Piñero

Los ciudadanos viven ajenos de los riesgos a los que están sometidos en su día a día. Al no tenerlos de frente en su rutina, en muchos casos no saben cómo actuar ante un terremoto o una inundación. Por su parte, las instituciones públicas deben tener la maquinaria perfectamente engrasada para saber cómo deben actuar ante cualquier posible desastre para intentar prevenir o minimizar los daños.

El Ayuntamiento de Cádiz, a través de la Delegación de Protección Civil, acaba de finalizar tres planes de actuación local de emergencias ante el riesgo de accidentes en el transporte de mercancías peligrosas, el riesgo de contaminación del litoral y el riesgo sísmico en la capital gaditana. Estos tres documentos, que ya cuentan con el visto de bueno del Pleno municipal y se encuentran en periodo de exposición pública, se integran en los planes autonómicos y estatales sobre estas materias permitiendo especificar sobre el terreno cómo se desarrollarían en Cádiz las diferentes directrices que se marcan para la coordinación de los efectivos, el establecimiento de la cadena de mandos o la información que se va a transmitir a la población ante sucesos de este calado.

La redacción de estos tres planes se ha realizado durante el último año y medio. En el apartado político, ha estado al frente el delegado de Protección Civil, Adrián Martínez de Pinillos, contando con la dirección técnica del director de la Delegación de Protección Civil, José Manuel Anelo; y el coordinador de Protección Civil, José Manuel Calvo; y el apoyo de dos funcionarios del área.

El concejal de Protección Civil, Adrián Martínez de Pinillos, justifica la elaboración de estos planes en que “son necesarios” para afrontar cualquier suceso de estas características. La elección de estos supuestos se debe a que “son los mayores riesgos a los que se somete a la población”, quedando descartado aplicar en la capital gaditana las planificaciones sobre incendios forestales e inundaciones, que son las otras dos que han sido desarrolladas por el Ministerio del Interior, al no estar sometida la ciudad a estos problemas.

Sobre la iniciativa de sacar adelante estos planes en este momento, Martínez de Pinillos afirma que, “en todos estos años, el anterior equipo de Gobierno no estaba tan interesado en garantizar derechos como en otras cuestiones políticas, mientras que nosotros sí estamos persiguiendo esos derechos. En este caso, el derecho a la información acerca de los planes de emergencias”. A esto, añade el coordinador de Protección Civil, José Manuel Calvo, que “los ciudadanos tienen derecho a conocer los riesgos a los que se enfrentan en su convivencia y las Administraciones Públicas tienen la obligación de poner los medios para afrontarlos”.

A partir de estos derechos y obligaciones, Calvo remarca en referencia a la planificación de las actuaciones que “hay riesgos que podemos anular, hay otros que solo podemos minimizar y hay otros que ni siquiera podemos minimizar, sino que lo que tenemos que preparar es una respuesta”. Por ello, defiende el técnico municipal que es necesario realizar todo este trabajo previo a lo que pueda suceder. “Debemos tener capacidad de respuesta y estar preparados para ello. El ciudadano tiene que saber cuál es la participación más allá de la estupidez que es calificar que hablar de riesgos es crear alarma social. La alarma social se va a crear el día que pase un riesgo y una Administración no tenga la tarea hecha”, sentencia.

Con todo, cada uno de los planes se divide en dos partes: la formación a los participantes en cada uno de los riesgos y la información a la población. En el apartado de la formación, Calvo señala que “se tiene que ir explicando todas las disciplinas que entran en juego en cada uno de los planes para llevar la coordinación, el reparto de responsabilidades y la adquisición de compromisos”. Para ello, se utiliza como órgano a la Junta Local de Protección Civil. De hecho, la coordinación se realiza con todas las delegaciones, cuerpos de seguridad e instituciones que pueden intervenir en caso de que se produzca un suceso.

En cuanto a la información, el coordinador de Protección Civil apunta que “hay que informar a la población sobre cómo les va a llegar el suceso, qué debe hacer para colaborar y qué debe hacer para no meter la pata”, a lo que Martínez de Pinillos apostilla que “lo que no tiene que hacer la población es muchas veces más importante que lo que debe hacer”. Para ello, aporta el concejal que en los planes se va “desde lo más tradicional, que es ponerse delante de la gente y contárselo, a que podamos generar una serie de informaciones en Instagram, las pantallas led o las notas de prensa que se generan desde el Ayuntamiento, pasando por los medios de comunicación para que hagan de efecto multiplicador”. Además, también pretende el Consistorio realizar sesiones con diferentes colectivos.

Un aspecto que se recoge en los diferentes planes de actuación local de emergencias es la realización de simulacros. Sobre estos, Calvo cuenta que “no tienen que ser una obra de teatro. Tienen que tener una capacidad de incertidumbre para los participantes para que sirvan de evaluación”. Esto se debe a que “nos van a arrojar si los planes están bien planificados o si hay que modificarlos. Los planes son documentos vivos que se alimentan de la experiencia que hemos conocido”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios