Cádiz

La Policía Nacional rescata a un hombre que había caído en una fosa inundable de la Caleta

  • Los agentes utilizaron el material personal de uno de ellos para sacar a la víctima

Agentes de la Policía Nacional recrean el rescate de un hombre que había caído a una fosa inundable / Fito Carreto

Agentes de la Policía Nacional han rescatado en Cádiz a un hombre que se encontraba de vacaciones con su pareja y que accidentalmente cayó de madrugada en una fosa inundable cerca del puente canal en las inmediaciones de la playa de la Caleta y el Castillo de San Sebastián. Gracias a la rápida intervención de los agentes y al material personal que portaba uno de ellos, lograron sacarlo de la oquedad de la roca con un arnés y cuerda de escalada.

El accidente tuvo lugar el pasado día 20 de junio. Sobre las 05:38 horas, el 091 recibió una llamada de una mujer informando que en el paseo de Fernando Quiñones, en playa La Caleta, a la altura del puente canal, su pareja se había precipitado involuntariamente a una fosa de unos 4 metros de profundidad y se encontraba sumergido en agua.

Un indicativo del Grupo de Atención al Ciudadano (radiopatrullas) perteneciente a la Comisaría de Jerez que había sido comisionado para prestar servicio en el turno de noche en la capital gaditana, se desplazó hasta el lugar de los hechos donde en compañía de otro indicativo policial se entrevistaron con la requirente la cual les relató que en la zona rocosa aledaña al citado puente se encontraba su pareja. Los agentes inspeccionaron el lugar encontrando a la hombre en el interior de una fosa estrecha e inundable, de unos 4 metros de profundidad aproximadamente, consciente, pero completamente mojado y tembloroso.

Rescate de un hombre en la Caleta. Rescate de un hombre en la Caleta.

Rescate de un hombre en la Caleta. / Fito Carreto

Ante la gravedad de la situación, uno de los agentes hizo uso del material personal que lleva consigo diariamente durante el servicio para proceder al rescate del accidentado empleando para ello un arnés de seguridad y cuerda de escalada. El accidentado se colocó el arnés, y posteriormente, una vez se halló enganchado de forma segura a la línea de vida (cuerda), este fue subido a la superficie de forma rápida y efectiva por las dotaciones policías que se personaron en el lugar.

Una vez la superficie, el accidentado fue cubierto con una manta térmica para evitar la hipotermia y se le prestó los primeros auxilios con motivo de las heridas que presentaba en diversas partes del cuerpo, especialmente en ambos codos debido a la caída. Tras hacer una valoración del estado de salud del paciente, fue trasladado junto con su pareja hasta el lugar donde tenían el coche para cambiarse de ropa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios