Sucesos

Un agente de la Policía Local rescata a un bañista en Santibáñez

  • Juan M.B, de 64 años, fue arrastrado por la marea Salió por su propio pie con la ayuda del agente.

Desde hace cuatro años Juan M.B., un gaditano de 64 años de edad, se va a andar todos los días por la playa desde la altura del módulo uno de la Victoria hasta Torregorda. Ayer, una jornada más, estaba haciendo esa ruta cuando decidió refrescarse en el mar a la altura de Santibáñez, algo que no suele realizar con mucha frecuencia. "Normalmente no me suelo bañar, como mucho lo hago tres veces al mes y en esa zona era la segunda vez que lo hacía".

Segundos antes de entrar, "un señor que estaba en la orilla me dijo que gastara cuidado, que esa parte de la playa era peligrosa". Cosas del destino, porque un momento después Juan se encontraba en apuros. "De repente vi como me arrastraba la corriente hacia dentro y ya no pude salir".

El hecho, que sucedió sobre las doce de la mañana, duró unos quince minutos, el tiempo que este gaditano permaneció en el agua antes de ser rescatado. "El bañista que estaba en la orilla llamó a la Policía Local y al poco tiempo vi aparecer a dos agentes".

Uno de ellos, al ver la angustiosa situación que atravesaba, no se lo pensó dos veces: se despojó de su ropa y se adentró en el mar. "En un minuto estaba fuera", relata Juan.

A pesar de llevarse casi un cuarto de hora luchando contra la marea y ver que no tenía fuerzas para salir, este gaditano confiesa que "no perdí los nervios en ningún momento. Con la ayuda del agente salí por mi propio pie y a pesar de que me preguntaron si quería ser trasladado al hospital, les dije que no, que me encontraba bien y quería irme a casa".

A la zona llegó otra patrulla de la Policía Local y en uno de los quads que vigilan la playa fue trasladado hasta el hotel Playa Victoria, "que es donde normalmente comienzo mi ruta".

Juan.M.B., que prefiere no revelar su identidad por todo el revuelo que causó el suceso y que lo ha llevado a aparecer en numerosos medios de comunicación locales, dice estar "muy agradecido, eternamente tuyo, como decía Serrat", con el Policía Local que lo rescató en Santibáñez. "Sólo sé que se llama Miguel, para mí es un héroe".

Este agente le contó que esa zona es una de las más peligrosas para el baño cuando las mareas son de grandes coeficientes y sobre todo cuando la marea está bajando, factores que tuvieron lugar ayer.

Tras el suceso, Juan no fue consciente del peligro que había pasado, e incluso se fue a Chiclana en coche. Luego, en casa, "sufrí un pequeño bajón".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios