el desarrollo de la ciudad | la potenciación de nuestra historia

Plan estratégico para recuperar el patrimonio histórico de Cádiz

  • El Ayuntamiento quiere que junto al Carnaval, la gastronomía y las playas, se convierta en referente para atraer un turismo de calidad

  • Busca el apoyo privado y de otras instituciones

Uno de los objetivos del gobierno local es potenciar el uso turístico del frente de la Puerta de Tierra. Uno de los objetivos del gobierno local es potenciar el uso turístico del frente de la Puerta de Tierra.

Uno de los objetivos del gobierno local es potenciar el uso turístico del frente de la Puerta de Tierra. / Julio González

Comentarios 2

El Ayuntamiento ha iniciado la elaboración de un Plan Estratégico de Patrimonio sobre el que se va a basar la utilización de la riqueza histórica que acapara Cádiz como uno de los referentes turísticos, culturales y económicos de la ciudad, complementando la oferta que ya se cuenta con el Carnaval, las playas y la gastronomía local.

El documento que impulsa el teniente de alcalde de Patrimonio, David Navarro, busca "cuantificar qué tenemos, cómo lo tenemos, cómo hay que mantenerlo y qué queremos ofrecer. Es un plan ambicioso, por nuestra trimilenaria historia, con el que por primera vez tendremos una clara ruta que seguir".

El documento está coordinado por la concejalía de Patrimonio, departamento que contará con su propia partida presupuestaria así como necesitará un refuerzo de personal y de medios técnicos, habida cuenta del calado del plan a desarrollar, que puede incluso conllevar el traslado a una nueva sede, para lo que se baraja la Casa de Iberoamerica. Más allá de ello, se contará con el apoyo de otras delegaciones municipales, como Urbanismo, Medio Ambiente, Policía Local, Turismo y Cultura.

Hay varias actuaciones a realizar de cara a la confección del Plan. Por lo pronto se elaborará un catálogo con todo el patrimonio existente. Se verá su grado de conservación, las necesidades que tiene de mejora, la utilización actual y la futura y las administraciones que puedan verse implicadas en su recuperación, porque David Navarro tiene claro que en este proyecto también deben de participar otras instituciones públicas, además del Ayuntamiento.

Como actuación urgente, y más ágil de ejecutar, se va a trasladas a la concejalía de Medio Ambiente la necesidad de proceder a realizar una limpieza en profundidad de los distintos monumentos de la ciudad, así como el adecentamiento de las zonas ajardinadas que rodean a muchos de ellos y que incluso lo ocultan. Un ejemplo de ello es la Alameda Apodaca y los numerosos bustos allí expuestos.

Se plantea también realizar, a través de Onda Cádiz Televisión, una campaña pedagógica para los más pequeños, aunque también sin duda será necesaria para más de un adulto, "porque los gaditanos deben saber lo que tienen y la necesidad de cuidarlo".

Aquí jugará un papel importante la Policía Local, que recibirá formación en materia de patrimonio.

Turismo y Cultura, lógicamente, tendrán papeles relevantes en este proyecto de Patrimonio. Los primeros porque serán los que trasladen a los visitantes y vecinos el valor histórico de la ciudad; y la segunda concejalía, por la utilización que ya hace o podrá hacer de todos estos espacios para su programación anual.

Asume David Navarro que sacar adelante este Plan Estratégico será costoso y que las arcas municipales, él lo sabe muy bien como edil de Hacienda que es, no están para muchas alegrías. Para ello se contará con la participación del Instituto de Fomento a la hora de buscar fondos económicos procedentes de fondos europeos. Junto a las propias partidas municipales, también se espera contar con aportaciones de otras administraciones (en el arreglo de las murallas sin duda será esencial la participación del Ministerio de Cultura, pues no hay que olvidar que el frente de la Puerta de Tierra tiene la catalogación de Monumento Nacional) e incluso de la iniciativa privada.

En este proceso participativo también jugarán un papel relevante asociaciones de vecinos en cuyos barrios hay referentes histórico y, sobre todo, las entidades que han ido apareciendo en los últimos años y que son especialmente activas en la protección y promoción de nuestro patrimonio. El Ayuntamiento pretende contactar con ellas para trabajar en común.

A la vez, tendrán que fijarse, presumiblemente, cambios en los horarios de visitas a los museos de la ciudad. No parece lógico el cierre vespertino de uno de los grandes referentes como es el Teatro Romano, o la clausura de dependencias municipales y autonómicas los lunes o las tardes de los fines de semana. A ello se une la eterna espera para la tercera fase de la ampliación del Museo de Cádiz, fundamental para poder exponer todo lo que guarda.

Junto al patrimonio propiedad del Ayuntamiento la ciudad cuenta con un patrimonio igualmente valioso en manos privadas. El mejor ejemplo es la Iglesia Católica. No hay que olvidar que es propietaria de la Catedral, el equipamiento más visitado por los turistas en toda la provincia. Lo cierto es que hay numerosos templos en el casco antiguos con horarios de visita muy limitados y sin apenas información sobre lo que allí se puede admirar por parte de los visitantes. Y todo a pesar de que buena parte de estos edificios han tenido ayuda pública, ya sea del Ayuntamiento, de la Junta como del Estado, para financiar obras de restauración. Navarro anuncia también reuniones con los representantes de la Iglesia para estudiar su implicación en esta apuesta por el patrimonio.

Familias particulares son propietarias de palacetes o casas palacios que se encuentran cerradas a las visitas o necesitan de apoyo público para acondicionarlas. Aquí, el concejal asume que "el trabajo va a ser más de ingeniería".

Afrontando que es una operación complicada en su redacción y su ejecución y que el dinero no sale de debajo de las piedras, ni aunque éstas tengan siglos, David Navarro se plantea este proyecto "desde una visión optimista, pues supondrá un acicate para la creación de empleo en una ciudad donde la industria no acaba de recuperarse".

"Tenemos que conseguir que esta idea sea vista por las restantes administraciones y que asuman, junto a la iniciativa privada, que es una apuesta segura ante el desempleo. Cádiz es una ciudad ideal para los turistas y son muchos los que vienen y se ven sorprendidos por nuestras murallas y riquezas históricas, desconocidas para ellos". Propugna el concejal de Patrimonio por una intensa campaña publicitaria en el exterior que, previsiblemente, dará sus primeros pasos en la próxima edición de Fitur, poniendo al patrimonio histórico como uno de los grandes referentes de la capital.

"Debemos poner a la ciudad en el mapa turístico del país. Ya vendemos nuestra principal fiesta y las extraordinarias playas. Ahora nos toca vender nuestro tesoro acumulado tras siglos de historia", concluye el concejal.

El error del 'todo gratis' en los equipamientos turísticos

El 'todo gratis' es una epidemia extendida por la ciudad desde hace años. Pasó con actividades lúdicas como los conciertos en la playa, ya eliminados por el descalabro que suponían para las arcas municipales, y sigue pasando para la entrada en los equipamientos culturales en la ciudad, sean públicos o privados. Sólo edificios como los de la Catedral (el más visitado de la provincia) o el Oratorio de San Felipe, obligan al pago de una cantidad de dinero que, en el caso del primer templo de la Diócesis, es cero para los gaditanos. También había que pagar en el Yacimiento de la Casa del Obispo, gestionado por la iniciativa privada y cerrado desde hace años, para vergüenza de la ciudad. El resto, museos, castillos y centros arqueológicos, son gratuitos para nativos y visitantes.

El teniente de alcalde de Patrimonio, David Navarro, no ve con buenos ojos este concepto de 'gratis total' al considerar que supone minusvalorar lo que se expone en estos edificios y el trabajo realizado en los mismos. Este pago se estudia igualmente desde el Ayuntamiento, teniendo claro que los residentes en Cádiz deben beneficiarse, como pasa en otras grandes ciudades de España y Europa, donde los extranjeros si pagan y los vecinos no.

El coste o no, que está en estudio y por ello nada definido, podría estar estrechamente ligado a la participación de la iniciativa privada en la gestión de algunos de los espacios que el Ayuntamiento quiere promocionar. Se asume que la administración municipal tiene sus limitaciones en materia de inversión de mantenimiento y de personal y que hay empresas especializadas que puedan sacar con éxito estos proyectos. Además, en esta hipótesis de trabajo, se animaría la presencia de firmas gaditanas, con lo que ello supondría de fortalecer el empleo en la ciudad y crear nuevos nichos de negocio. A la vez, en esos casos, el Ayuntamiento mantendría un estricto control en el funcionamiento y en la gestión para evitar conflictos como los que han provocado el cierre del Yacimiento de la Casa del Obispo, sobre cuya recuperación pública ya está trabajando el Ayuntamiento antes de volver a ponerlo en uso.

La recuperación de la Puerta de Tierra, la gran apuesta municipal

Los yacimientos arqueológicos, el Teatro Romano y las fortificaciones son los equipamientos esenciales que Cádiz debe 'vender'. Mientras que se normaliza la gestion de los espacios arqueológicos y la Junta reactiva la recuperación del coliseo, el Ayuntamiento se fija en el frente de la Puerta de Tierra como uno de los grandes referentes del patrimonio gaditanos. La intención es que sea uno de los epicentros de los recorridos turísticos, algo que hoy se consigue ante el limitado número de visitantes que tienen los Museos del Títere y Litográfico y el paseo superior de la muralla.

Una de las medidas que se quiere priorizar es la mejora del paseo superior, recientemente adecentado por operarios municipales, con visitas teatralizadas y actividades en el recinto. Pero la gran apuesta será el uso ciudadano del foso del Pelíkano, hoy en mal estado de conservación. Aquí se trabaja ya sobre un proyecto de recreación de los principales edificios históricos de la ciudad, visitables para los más pequeños, así como paneles informativos sobre las murallas, una zona de hostelería y otros aspectos lúdicos, además de una sustancial mejora en los jardines. Junto a ello, se quieren recuperar Talleres Velasco y las bóvedas para locales de hostelería y comerciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios