Cádiz

El cambio en el Plan Plaza de Sevilla, pendiente del nuevo gobierno central

  • A final de mes está prevista una reunión para modificar el convenio y reactivar las obras que quedan

  • La ampliación del Museo, Subdelegación y Zona Franca, en manos del Estado

Comentarios 4

El cambio del gobierno central no conlleva únicamente un cambio en las personas que gestionan el país. También afecta, o por lo menos puede afectar, a proyectos ya en marcha o que estaban en fase de ejecutarse. Un cambio que puede reactivar actuaciones o, en el peor caso, paralizarlas.

Por lo pronto, para finales de este mes de junio estaba prevista una reunión de la comisión de seguimiento del Plan Plaza de Sevilla, de la que forman parte el Ayuntamiento, Adif y la Junta de Andalucía. Este encuentro se anunciaba como vital para reactivar el proyecto pues en el mismo el gobierno local iba a trasladar el borrador de un anexo al convenio de 2008, con unos cambios ya negociados en los últimos meses y que, tras esta reunión, debían de ser ratificados por las otras dos administraciones.

El Estado tiene pendiente la construcción de un gran complejo de oficinas

Los cambios en el convenio ya son conocidos: Adif traspasa al Ayuntamiento las parcelas dedicadas a oficinas y uso comercial y a cambio el municipio asume la urbanización de la avenida de Astilleros; en esta parcela se ubicará la nueva Comisaría de la Policía y otras dependencias centrales y a cambio el Ayuntamiento se quedará el edificio de la Policía de la Avenida y las dependencias en el frente de Puerta de Tierra.

De todo ello se ha ido negociando a lo largo de los últimos meses. Y todos están de acuerdo. O por lo menos, estaban.

Fuentes de la negociación indicaron a este diario que, a pesar del avance de la misma, todo puede volver a ralentizarse. "Hay que ver qué opinan los nuevos directivos de Adif. Y si mantienen el acuerdo, habrá que esperar también a que se produzcan los cambios al frente de la empresa", pues lo lógico es que el nuevo ministro de Fomento elija a un nuevo equipo que, lógicamente, desconocerá el desarrollo de las negociaciones mantenidas en los últimos meses entre el Ayuntamiento de Cádiz y su departamento.

De la misma forma va a pasar con el Ministerio del Interior. Aquí el acuerdo implica cambios de propiedad y, sobre todo, la intención de construir una nueva sede para la Comisaría Provincial de Cádiz, con la inversión que ello implica. Todo ello cuando ha concluido la primera fase de la remodelación del edificio de la avenida de Andalucía. Habrá que ver si el nuevo equipo sigue adelante o no con esta operación, esencial pues todos los afectados reconocen la precariedad de las instalaciones policiales en la ciudad.

Si ya había un camino abierto para finalizar el eterno Plan de Plaza de Sevilla, otro de los grandes proyectos de ciudad en los que está implicada la administración local está enquistado desde hace años: la tercera fase de la ampliación del Museo de Cádiz.

Hasta ahora Junta y Ministerio de Cultura se han limitado a culparse unos a otros por este parón que se alarga desde hace unas décadas y que impide el mejor funcionamiento del primer museo de la provincia, aunque el proyecto está listo desde hace años. Cabe pensar que con el mismo partido al frente de los dos gobiernos se reactive esta operación.

En manos del Estado se encuentra también la Zona Franca. A pesar de los compromisos públicos planteados por el Ministerio de Hacienda en 2011, no se han cumplido las expectativa de la llegada de nuevas empresas, creación de empleo y puesta en marcha de la reorganización del polígono exterior. El nuevo delegado del Estado que será nombrado por los socialistas tendrá que recoger esta delicada herencia dejada por los populares.

En materia de infraestructuras, la administración central tiene paralizado desde hace más de una década el nuevo complejo de oficinas junto a la plaza de la Constitución de 1978, donde irá la sede de la Subdelegación y de otras dependencias estatales. El inmenso solar, en plena Avenida, ofrece hoy un estado lamentable de abandono.

Teniendo en cuenta la cercanía ideológica del equipo de Pedro Sánchez y del portavoz municipal socialista, Fran González, es de suponer que todos estos proyectos no volverán a caer en saco roto y serán al fin una realidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios