urbanismo

Peatonalización con aceras

  • La reurbanización de Argüelles no consigue acabar con los bordillos

Comentarios 8

La obra que va a significar el cambio de rumbo en la política de movilidad del Ayuntamiento y el inicio de un nuevo modelo de ciudad en el que el peatón le gana la partida al coche no va a lograr acabar con las interferencias que impiden un tránsito cómo y amplio. El nuevo estado de la plaza de Argüelles, concebida para que no circulen vehículos y para que, en su lugar, el peatón pueda disfrutar de la totalidad del espacio, no ha supuesto por contra el fin de las aceras. De manera llamativa, un bordillo se mantendrá en la plaza en el frente que va desde la iglesia del Corpus Christi hasta la esquina de la calle Conde de O'Reilly. Bordillo que ya existía cuando los coches circulaban por Argüelles y estacionaban en esa acera ahora libre de neumáticos.

La nueva plaza de Argüelles sí ha conseguido que desaparezcan las aceras que transitaban por delante de la Central Lechera, por delante de la finca de las Cuatro Torres o por ambos lados de la calzada que conectaba esta plaza con la de España entre Conde de O'Reilly y Fermín Salvochea. Pero mantiene la del otro frente de la plaza, según puede observarse tras unas obras que prácticamente están llegando a su fin.

También se ha conservado una señal para el aparcamiento de carga y descarga

Además de la conservación de un bordillo que deja a la plaza con dos alturas diferentes en un tramo, llama la atención también una señal de tráfico que hasta la fecha se mantiene junto a la casa de las Cuatro Torres y que indica la reserva del espacio para el aparcamiento destinado a la carga y descarga; un elemento que plantea la posibilidad de que finalizadas las obras vuelvan a acceder los vehículos a Argüelles, aunque sea en determinados tramos horarios del día.

Estas obras, según anunció recientemente el concejal de Urbanismo, Martín Vila, estarán finalizadas a finales de mes (la próxima semana, seguramente), después de tres meses de ejecución. El resultado será un nuevo espacio público a la ciudad donde la circulación y los aparcamientos desaparecen para favorecer el tránsito y el disfrute de los peatones. En esta misma línea, la siguiente apuesta del Consistorio es la reurbanización integral de la plaza de España, donde igualmente se suprimirá la circulación y el estacionamiento para convertirse en una gran zona de uso y disfrute que además pretende conectar a la ciudad con el puerto, como primer paso de esa integración en la que las administraciones vienen trabajando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios