DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cádiz

Paz, salud, amor y un poco de carbón en las alforjas de los Magos de Oriente

  • Puestos de trabajo y más recursos sanitarios, son algunos de los deseos de los Reyes Magos de 2009 para Cádiz · Aseguran que están viviendo una experiencia única

¿Quién dijo que los Reyes Magos no existen? Aunque tengan cada año distintas profesiones, nombres y diferente aspecto, Melchor, Gaspar y Baltasar son de verdad. Y existen porque cada año los niños, y los mayores, ponen en ellos ilusión y la esperanza de que la magia se cumpla; de que lleguen los regalos, pero también la solución a los problemas mundanos.

Este año los de Oriente, que tienen por profesiones las de periodista, abogado y cirujano, y que llevan por nombres los de Carlos Medina (Melchor), Martín José García (Gaspar) y Ángel Vidal (Baltasar), han recibido todo tipo de peticiones. Desde cuestiones banales o de cariz económico a la resolución de sentencias judiciales o mejores tiempos para el Cádiz C.F. Y otras mucho más importantes como las que les llegan a Baltasar, al que sus pacientes, "como sí realmente fuera el rey" al que le ha caído en gracia representar este año, el negro, cuenta que le piden salud con una confianza que no duda en reconocer que muchas veces le ha emocionado.

Melchor y Gaspar también tienen historias que contar sobre lo que está siendo su reinado. Entre reflexiones, chistes y tirones de barbas y coronas entre ellos, así lo expusieron en una visita a Diario de Cádiz. A Melchor (director de Línea 6), el más bromista de los tres reyes, le han llegado muchos mensajes pidiéndole que se acuerde de los nombres de los hijos de sus amigos y que los mencione durante la cabalgata. Gaspar (consejero del Cádiz y asesor del Consejo de Cofradías), el más filósofo, ha recibido con emoción las cartas de los hijos de sus clientes a las que ha respondido con consejos de bondad y buenas acciones a los más pequeños . Asegura Gaspar que también ha recibido alguna carta anónima en la que le cuentan vida y milagros y solicitan su intercesión.

Y es que ser rey mago no se limita a cumplir los actos del día 5, a visitar a los ancianos y los niños y lanzar caramelos desde la carroza. El reinado supone mucho más, explican sus Majestades, a la vez que reiteran que se trata de una experiencia única además un gran honor. Implica reconocimiento, momentos emotivos, pero también la responsabilidad de representar bien el papel de magos.

Carlos, Martín José y Ángel también tienen sus propias peticiones. Melchor desea "amor y salud" para todos este año, aunque asegura que tiene guardado carbón para algunos que otros cuyos nombres se calla. Gaspar pide "que cambie la suerte". Se acuerda de la crisis y del desempleo en una ciudad para la que quiere puestos de trabajo. Baltasar, en lo que le toca, pide recursos para la sanidad pública. Señala que, como cirujano plástico del Puerta del Mar, "se está sosteniendo con alfileres; la sanidad está muy deteriorada, especialmente en la ciudad y el ciudadano aún no es del todo consciente del problema".

No faltó el momento de dar un repaso a los horrores del mundo, a la situación de Oriente Medio, por ejemplo, y también a las necesidades de la ciudad. Entre estás últimas incluido un debate acerca de la programación navideña y la posible necesidad de potenciar unas fiestas que se vivan más en la calle e incluyan más actividades culturales y también para los niños.

Asimismo reflexionaron sobre la función de la Asociación de Reyes Magos, de la que en esta ocasión son ya los tres reyes asociados antes de haber sido nombrados como tal. Al respecto señalan que en el seno de la institución ya se está pensando en la necesidad de innovar, de incluir nuevas alternativas y proyectos para recaudar fondos. Creen que la finalidad debe ser, como explica Gaspar , "buscar la manera de generar ingresos para que se siga cumpliendo el objetivo principal de la asociación, que es que todos los niños tenga juguetes en navidad". Melchor añade que es preciso que todos los que han desempeñado el papel de reyes continúen implicándose una vez que ceden la corona.

Carlos Medina, después de tres años postulándose para lograr ser rey, asegura que este año ya no lo esperaba. Martín José García recibió con gran ilusión por su parte y por la de la familia una noticia que le llegó cuando ya estaba seguro que no había salido elegido; "incluso estuve con la alcaldesa cuando ella ya sabía quienes éramos los elegidos y no dijo nada". Ángel Vidal ni siquiera tenía conocimiento de que estaba propuesto para ser rey y se enteró cuando acudió a votar como socio de la Asociación de Reyes Magos.

Los tres han recibido la designación de Magos con satisfacción y agradecimiento y sin perder de vista a los verdaderos protagonistas, los niños. Así lo dejó claro Melchor al recitar un poema de Unamuno: "Agranda la puerta, Padre,/porque no puedo pasar./La hiciste para los niños,/yo he crecido, a mi pesar./Si no me agrandas la puerta,/achícame, por piedad;/vuélveme a la edad aquella/en que vivir es soñar."

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios