Cádiz

El Patronato pide a sus inquilinos que paguen años de IBI

  • El PSOE denuncia que los bloques afectados se encuentran en mal estado pese a ser de titularidad municipal

El Grupo Municipal Socialista denunció ayer el mal estado de las viviendas municipales de García Quijano. La edil Natalia Álvarez fue mostrando imágenes de las zonas comunes de los bloques mientras describía los desperfectos: pintura desprendida a causa de la humedad que proviene de la red de saneamiento, bancos en mal estado, alcantarillas atascadas o rotas -de está última salen ratas y otras alimañas, según han dicho los vecinos al PSOE-, aceras "destrozadas", tuberías de plomo y un cuadro eléctrico en una fuente son algunos de ellos.

"Cómo va a pedir el equipo de gobierno a los propietarios de fincas particulares que mantengan sus casas, si ellos no lo hacen", se preguntó.

Pero al "mal mantenimiento" descrito por la edil, que compareció con Marta Meléndez y Carolina Camacho y que calificó al Patronato del Ayuntamiento como "los peores caseros", se une el intento de cobro del IBI.

La concejala mostró una carta fechada el 31 de diciembre pasado en el que se le exige a un vecino el pago del IBI por importe de más de 1.200 euros. La misiva explica que la ley permite exigir a los inquilinos que abonen este impuesto y calcula la cifra en función de los "ejercicios devengados desde la entrada en vigor" de la Ley de Arrendamientos Urbanos "y el año 2.008 (incluido)". El pago se establece en 60 cuotas mensuales.

Desde el PSOE se indica que no es obligatorio repercutir el IBI, algo que niega el Ayuntamiento. Según el teniente de alcaldesa delegado de Hacienda, José Blas Fernández, no obliga la ley de Arrendamientos pero sí la de Haciendas Locales.

También dicen los socialistas que no se pueden exigir pagos de hace más de cinco años, y piden al concejal de Vivienda, Juan José Ortiz, que "dé la cara ante los vecinos" y explique "sus cambios de política". Álvarez dijo que el popular es un equipo de gobierno "cobarde".

La situación afectaría a entre 30 y 40 familias, la mayoría personas mayores con escasos recursos, que acudieron al PSOE tras no obtener ningún fruto de sus gestiones ante el Ayuntamiento. Desde el Patronato se puntualizaba ayer que muchos de ellos pagan unas rentas mínimas y que se invierten anualmente alrededor de 1,8 millones para rehabilitar viviendas municipales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios