costas

Paseo a la imprudencia

  • El camino que conduce al castillo de San Sebastián estará cerrado hasta el mes de octubre por las obras tras el temporal, pero numerosas personas incumplen la prohibición del paso

Comentarios 6

El temporal de viento y lluvia del pasado invierno se llevó mucho más que piedras. Dejó mutilada La Caleta porque la playa no se entiende sin el Paseo Fernando Quiñones que da acceso al castillo de San Sebastián ni viceversa. Cuando los visitantes traspasan el arco de entrada se encuentran con una valla que impide el paso y que indica que se está realizando obras más adelante.

Sin embargo, a pesar de la advertencia de peligro y de que por el camino se mueven máquinas de un lado para otro, hay gente que no respeta la norma y decide adentrarse en el camino por cualquiera de los dos laterales de la playa y subir posteriormente por unas pequeñas escaleras que siguen operativas y que dan desde las rocas al paseo.

Los que hay que son bañistas, pero también muchos turistas que no se conforman con ver el castillo de San Sebastián desde lejos y se adentran cerca de la zona de obra.

Precisamente, el turismo es uno e los principales perjudicados por el cierre del paseo, ya que es una de las zonas más transitadas de toda la capital gaditana.

Eso sí, la gente puede disfrutar al cien por cien de la playa, que no se ha visto afectada, y lo único es que no se puede discurrir por el paseo y tampoco nadie puede acceder al Puente Canal, que fue una de las zonas que resultó afectada por los temporales del pasado invierno.

Lo curioso además es que algunos le han sacado provecho a la valla de obra que limita el paso y consiguen de esta forma un aparcamiento de bicicletas improvisado, ya que la utilizan para poner los pitones.

A pesar de que los derrumbes se produjeron en marzo, las obras tardaron en ponerse en marcha y, por ello, ha imposibilitado que pudiera estar lista para la temporada alta de playas. Esto ha traído consigo las protestas del equipo de gobierno municipal, que ya en el pasado mes de julio pidieron absoluta celeridad a Costas en el desarrollo de las obras.

Sin embargo, el retraso que sigue acumulando ha provocado que el Ayuntamiento haya decidido cambiar el emplazamiento del Salón Manga, que se tenía que celebrar en el castillo de San Sebastián del 28 al 30 de septiembre, al colegio San Felipe Neri en extramuros.

A raíz de la protesta del Ayuntamiento, la Subdelegación del Gobierno señaló que las obras se estaban realizando a buen ritmo, pero fijaba su finalización para el mes de octubre.

Así, mientras que la intervención en el acceso a la Punta de San Felipe ya se terminó al ser mucho más sencilla, en el caso del Paseo Fernando Quiñones esta actuación es mucho más complicada y lenta debido al hundimiento que se produjo en dos de sus tramos.

Además de estas dos intervenciones, en la capital gaditana también se ha tenido que proceder al aporte de arenas en algunas zonas, como por ejemplo en Santa María del Mar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios