Cádiz

Al calor de Pablo López

  • El artista malagueño llena el Concert Music Festival de Sancti Petri con un repertorio de tres discos y tremenda fuerza escénica

El cantante y compositor Pablo López al comienzo de su recital en el Concert Music Festival. El cantante y compositor Pablo López al comienzo de su recital en el Concert Music Festival.

El cantante y compositor Pablo López al comienzo de su recital en el Concert Music Festival. / sonia ramos

Según la Aemet (Agencia Estatal de Meteorología), ayer se preveía como el día más caluroso del año. Pero ¿y la noche? Nadie comentó nada sobre el ardor vivido cuando ya cayó el sol del viernes en Sancti Petri, con más de 4.000 almas coreando el nombre más esperado y que olía a fuerza y libertad escénica: "¡Pablo, Pablo!".

Se barruntaba otro éxito de asistencia en el Concert Music Festival y se cumplió cual predicción meteorológica . Una nueva zona de aparcamiento habilitada que añadía 300 plazas más a las 2.500 con las que ya cuenta el espacio fue una de las medidas tomadas ante la previsión de lleno absoluto, como explicaban fuentes municipales.

El malagueño Pablo López supone uno de esos curiosos casos de segundones del concurso televisivo Operación Triunfo que logran superar en carisma, proyección y ventas a sus predecesores en el podio. David Bisbal y Manuel Carrasco son otros dos inmejorables ejemplos de ese particular fenómeno que merecería que Iker Jiménez le dedicara un espacio en su nave del misterio. "Es un figura", comentaba alguien desde las gradas 15 minutos más tarde de la hora de comienzo del espectáculo, que colgó, según la organización, el cartel de "No hay entradas".

¡Y qué entrada! La figura del cantante y compositor surgía en el escenario como un ser venido de otro planeta, tras un ininteligible mensaje sin rostro en inglés. El de Pablo Lópes es, sin duda, el de los sentimientos compartidos. Golpeó el piano para que comenzara a cabalgar la senda de la noche musical gaditana. Señalaba El camino, la melodía que provocaba el delirio colectivo y un sincero "¡cago en la puta!" del artista cuando comprueba que la audiencia responde a su rota voz.

"¡Vamos Pablo!", exclamaba el respetable. Jugó a ser El Niño y anunció que la noche, así como el día, prometía mucho calor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios