Cádiz

El PSOE presentará su propia propuesta organizativa tras el pleno

  • El líder socialista propondrá un criterio de proporcionalidad para las comisiones informativas y las empresas municipales basado en 11 concejales y no en 12 como ofrecía el alcalde.

Las propuestas que el equipo de Gobierno lleva hoy al pleno de organización del Ayuntamiento no van a prosperar. Ningunas de esas iniciativas que ha anunciado el alcalde y que hacen referencia a las retribuciones destinadas a los grupos municipales, las dietas por asistencia a pleno, los salarios de los ediles, la contratación de cargos de confianza o la composición de las comisiones informativas y de los organismos autónomos van a trazar las líneas de funcionamiento del Consistorio gaditano.

El Partido Popular y el Partido Socialista ya pidieron el martes la retirada de todos esos puntos, y hoy mantendrán esa postura en el debate plenario. Será, por tanto, un pleno fallido. Como es bien sabido, José María González y sus concejales gobiernan en minoría y para aprobar cualquier iniciativa, por muy nimia que sea, precisan del respaldo del PSOE o del PP. Ésta es la realidad.

Pero ahí no quedará la cosa. El líder socialista manifestó anoche a este medio su intención de presentar a lo largo del día de hoy su propia propuesta organizativa del Ayuntamiento. Eso sí, antes acudirá al pleno y pedirá la retirada de las iniciativas firmadas por el nuevo Gobierno local.

Tanto Fran González como Ignacio Romaní se han mostrado muy críticos con la falta de negociación previa por parte del regidor. A socialistas y populares les han molestado "las formas", el hecho de que José María González no los convocara previamente a la elaboración de las medidas con el propósito de consensuarlas y debatir sobre el nuevo sistema organizativo del Consistorio. El primer edil se reunió con ellos el martes, cuando ya se habían presentado las iniciativas en la Secretaría General.

Pero hay más de fondo, y tiene que ver con la proporcionalidad por número de concejales en la composición de las comisiones informativas, tanto permanentes como especiales.

Éstas tienen por función el estudio, informe o consulta de los asuntos que van a ser sometidos a la decisión del pleno, así como el seguimiento de la gestión de la Alcaldía y del Gobierno municipal. Pues bien, la propuesta de composición que ha lanzado el equipo de Gobierno no contenta ni al PP ni al PSOE al considerar que no respeta el principio de proporcionalidad. En concreto, la medida recoge que cada comisión estará integrada por 12 ediles: cuatro del PP, cuatro de Por Cádiz sí se Puede, dos del PSOE, uno de Ganar Cádiz en Común y uno de Ciudadanos. De ser así, el partido más perjudicado sería el PP, pues teniendo más concejales (10) que Por Cádiz sí se Puede (8), tendrían ambos la misma representatividad.

Y tanto el grupo municipal popular como el socialista temen que esta proporcionalidad la pretendan aplicar en los consejos de administración de las empresas municipales, aunque esta cuestión no ha sido incluida en el orden del día del pleno de hoy porque "no está aún cerrada", comunicaron ayer fuentes municipales a este medio.

El número uno de la agrupación municipal del PSOE, Fran González, se mostró ayer tajante en sus declaraciones: "Yo no estoy en un reparto de sillones. El tema económico no es un escollo para nosotros, y nos sentimos ofendidos por el tratamiento que nos ha dado el alcalde. Así que acudiré al pleno, pediré la retirada de las propuestas y a lo largo del día haré pública la iniciativa socialista para el pleno de organización". No quiso entrar en detalles, ya que su intención es hacerlo hoy en una rueda de prensa que ha convocado a las 10:30 horas en la puerta del Consistorio.

Lo que sí señaló es que el criterio de proporcionalidad que presentarán los socialistas estará basado en 11 concejales. La representatividad sería: cuatro concejales del PP, tres de Por Cádiz sí se Puede, dos del PSOE, uno de Ganar Cádiz y uno de Ciudadanos. "Esta medida se ajusta más a la proporcionalidad, y no sólo se aplicaría a las comisiones informativas sino también a las empresas municipales".

Tras esta enunciación, incidió en que las "diferencias" con el primer edil se cimientan en la falta de consenso y en su planteamiento "injusto" del criterio de proporcionalidad. "Nada tiene que ver con las cuestiones económicas que ha planteado basadas en criterios de austeridad". "Los socialistas también estamos en ese discurso de reducción de costes", afirmó.

Por su parte, José María González volvió a lamentar ayer tarde la actitud de los portavoces de los dos grupos mayoritarios de la oposición al no querer debatir sus iniciativas. "Yo como alcalde tengo la obligación de hacer que la ciudad funcione, y para ello tengo que hacer propuestas. Por supuesto que pretendo debatirlas con la oposición y consensuarlas, y considero que es algo que se puede hacer perfectamente en 48 horas". "Mi intención -agregó- era seguir con la ronda de conversaciones hoy también, y en ese plazo daba tiempo a llegar a pequeños acuerdos y consensos", refiriéndose concretamente al asunto de la proporcionalidad y a la propuesta relativa a la celebración de los plenos.

Reconoció entonces que estaba dispuesto a aceptar el criterio de proporcionalidad basado en 11 ediles, "pero es que ni siquiera han querido debatirlo". "Si se hubiese convocado la junta de portavoces para mañana (hoy jueves) y Fran González me planteara la proporcionalidad de 11, habría estado de acuerdo". "La voluntad de llegar a acuerdos es absoluta, pero estamos en una negociación y hay que hablar las cosas".

El regidor incidió en que existen "mecanismos" para el "debate político y el consenso en los plenos". Pero en el de hoy, el primero de la legislatura, no ocurrirá precisamente eso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios