Política El PSOE asume el mando en el Ayuntamiento

  • El grupo municipal anuncia la creación de una mesa de trabajo para el bienestar animal y traslada propuestas de actuación a los vecinos de la Barriada

El alcalde se reúne con la portavoz del PSOE, Mara Rodríguez. El alcalde se reúne con la portavoz del PSOE, Mara Rodríguez.

El alcalde se reúne con la portavoz del PSOE, Mara Rodríguez.

El Partido Socialista ha jugado un papel clave en la política municipal durante los últimos cuatro años; y lo sigue haciendo desde el pasado 26 de mayo. Su postura ha sido en la mayoría de ocasiones clave para decantar la balanza de las decisiones de la Corporación para un lado (el del interés del equipo de gobierno) o para el otro (en favor de la oposición). Pero no deja de ser un papel que desempeña desde la oposición, donde lleva nada menos que un cuarto de siglo. Quizá sea la aspiración a cambiar ese rumbo de las últimas elecciones, o bien una suerte de estrategia preelectoral de cara a la convocatoria de 2023, pero los últimos movimientos de los socialistas no dejan de ser llamativos por la dosis de partido de gobierno que implica.

En los últimos días, los concejales del grupo municipal han tenido diversas reuniones. Ayer mismo anunciaba el partido la reunión mantenida –en la Sala de Junta de Gobierno Local del propio Ayuntamiento– por la portavoz, Mara Rodríguez, y la concejal Natalia Álvarez con asociaciones que trabajan en la defensa y el cuidado de los animales (Bahía Felina, Amigos Galgos, Uno más, Siempre contigo o Abueletes peludos, trasladaba la formación). Y en aquel encuentro las socialistas acordaron crear una mesa de trabajo “con la que hemos acordado reunirnos periódicamente para desarrollar distintas iniciativas que mejoren el bienestar animal y comprobar su estado de ejecución”.

Los socialistas criticaban que la ciudad se hubiera adherido a la red de ciudades amigas de los animales, “pero esto no debe quedar en un simple eslogan, sino que hay que llevarlo a la práctica”, según manifestó Mara Rodríguez, que criticó también que la concejala de Bienestar Animal –Teresa Almagro– “aún no se ha reunido” con ninguna entidad.

“Los socialistas nos hemos comprometido con estos colectivos y vamos a trabajar para que juntos avancemos en la protección y el cuidado de nuestros animales”, señalaba Mara Rodríguez.

El día anterior, los socialistas anunciaban también que habían mantenido un encuentro con la asociación de vecinos Bahía Gaditana (de la Barriada de la Paz) para “retomar el proyecto de mejora de la Barriada que elaboramos en la campaña electoral para transformar esta zona de la ciudad y hacerla más atractiva, con mejores equipamientos, bien conectada, accesible y cuidada”, según trasladaba también Rodríguez, que añadía: “Es un proyecto ambicioso, que va en la línea de las reivindicaciones vecinales y que vamos a seguir defendiendo en el Ayuntamiento para que sea una realidad”.

¿Son este tipo de anuncios parte del papel que debe desempeñar un partido que está en la oposición? ¿O son más bien labores –las de presentar a una asociación de vecinos las propuestas que se van a acometer en la zona de influencia de esa entidad, o la de crear una mesa de trabajo para el bienestar animal– que corresponden al gobierno de la ciudad? Y es que a tenor de esas reuniones y del contenido y decisiones que se adoptan, pudiera parecer, en algún despiste, que el PSOE es el partido que gobierna en Cádiz desde el pasado 26 de mayo. O, al menos, el partido que ha tomado el mando del Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios