Concesión municipal

El PSOE acusa al Gobierno local de ocultar los sobresueldos de la basura

  • Los populares también cargan contra el equipo de José María González, pero legitiman las gratificaciones de la empresa

Tanto el PSOE como el PP han reaccionado a la denuncia del Sindicato de CCOO de Construcción y Servicios de Cádiz publicada ayer por este periódico de que la empresa concesionaria del servicio de recogida de basuras en la capital gaditana -la UTE Sufi-Cointer- paga gratificaciones de hasta 80.000 euros anuales a diez de sus cargos intermedios. Hasta el punto de que cobran salarios de entre 65.000 y 150.000 euros brutos anuales a costa de la concesión municipal, muy por encima de lo que cobra el resto de los 350 trabajadores de la plantilla. Comisiones Obreras ha calificado de “inmoral” esta práctica y exige al Ayuntamiento que acabe con ella en el nuevo pliego que va a licitarse en favor de la mejora del servicio y de la creación de más empleo en una ciudad castigada por el paro.

Para Mara Rodríguez, portavoz del Grupo Municipal Socialista, “esta es una situación injusta y de desigualdad que generó el Partido Popular y que ha perpetuado el equipo de gobierno de Podemos. Algo inexplicable e inadmisible de unos y de otros. La gestión de la limpieza es el ejemplo más claro del caos en contratación de este equipo de Gobierno. Este caos se traduce en peor calidad de los servicios y en malas condiciones laborales de los trabajadores. Como decimos, la limpieza es el claro ejemplo de ello”.

En declaraciones a este periódico, Rodríguez asegura que los socialistas llevan “años demandando un nuevo pliego y pidiendo que se escuche a los trabajadores y se esclarezcan los hechos que denuncian. De hecho, en el Pleno extraordinario de limpieza, en el que el entonces concejal responsable Manuel Bauza, dimite, conseguimos la puesta en marcha de una comisión para esclarecer todo este asunto. Solo se convoca en julio de 2017 y en ella pedimos información que nunca nos dan”.

La portavoz socialista afirma que desde entonces han continuado insistiendo. “En el último pleno para la aprobación del pliego ya pusimos de manifiesto, y así lo recoge el acta, la falta de transparencia y control en las contrataciones y en los incentivos. Por eso exigimos más seguimiento y control del servicio por parte del equipo de gobierno, para garantizar la calidad del mismo y el cumplimiento de los derechos laborales de los trabajadores y su igualdad. Un buen gobernante no puede mirar para otro lado ni echar la culpa a la concesionaria. Ellos son los responsables últimos de la calidad de los servicios que se prestan desde el Ayuntamiento y de la justicia y la igualdad laboral. Lo cierto es que los gaditanos pagamos mucho y la ciudad está sucia, pero no es un problema de la empresa, que tiene libertad para gestionar su trabajo siempre que cumpla con el convenio colectivo y la legislación”.

Juancho Ortiz, portavoz del Grupo Municipal Popular entiende que “la obligación del equipo de Gobierno es auditar y controlar que la empresa de limpieza cumple con el contrato firmado y lo estipulado en el pliego: es decir limpiar la ciudad . Esto, que parece sencillo y consiste en trabajar a diario en la calle, es también un imposible para este equipo de Gobierno que lleva cinco años sin hacerlo y que ha demostrado con actitudes de este tipo que es, sin lugar a dudas, el equipo de Gobierno más flojo que ha tenido esta ciudad en su historia”.

Ortiz añade que “si el alcalde, que es igual de flojo que todos sus concejales, hiciera mínimamente su trabajo, la ciudad estaría limpia. En eso se resume la cuestión: el Ayuntamiento paga un servicio y exige que se cumpla. La empresa es libre de organizarse como quiera mientras que cumpla con el pliego y, obviamente, con el convenio colectivo, los acuerdos con los trabajadores y la legislación laboral. No hay más”.

Este periódico intentó ayer recabar la opinión del equipo de Gobierno acerca de este asunto, pero decidieron no hacer declaraciones al respecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios