Cádiz

El Obispado ya tiene el terreno para la nueva iglesia de Cortadura

  • La alcaldesa y el obispo firmaron ayer las escrituras de cesión de la parcela del antiguo Matadero, de 625 metros cuadrados, para construir la nueva parroquia

El Obispado dispone ya de los terrenos donde deberá construir la nueva parroquia de Cortadura. La parcela propiedad municipal ha sido traspasada a la Iglesia diocesana, como quedó rubricado ayer con la firma de las escrituras de cesión que protagonizaron la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, y el obispo diocesano, Antonio Ceballos.

La nueva iglesia se va a construir en los terrenos del antiguo Matadero y vendrá a paliar una necesidad que era latente en la zona de Cortadura desde hace una década y media, ya que la actual parroquia de Santa Ana -ubicada en los bajos de un edificio de la plaza Helios- es un equipamiento que por su superficie y características no puede cumplir con los servicios que necesita la Iglesia.

Con la firma de las nuevas escrituras, el Obispado hace suyo un terreno de 625 metros cuadrados de superficie, en los que ahora comenzará a trabajar en la construcción de un nuevo templo. Es ahora cuando la diócesis trabajará en este proyecto, ya que había manifestado su intención de no iniciar ningún encargo, diseño ni proyecto alguno para construir el nuevo equipamiento religioso hasta no tener cerrada la cesión de los terrenos.

Además, la firma de ayer entre el obispo y la alcaldesa da clara muestra del desbloqueo de las relaciones entre ambas instituciones, que hace meses sufrió una crisis derivada por el convenio que el Obispado firmó con la Junta de Andalucía para el Oratorio de San Felipe Neri.

Fruto del nuevo diálogo Ayuntamiento-Iglesia, las dos instituciones gaditanas elaboraron una especie de plan de trabajo sobre todos aquellos proyectos en el que ambas están implicadas, en los que además de la cesión de los terrenos de Matadero se incluían la intervención en diversas iglesias y fincas propiedad del Obispado o el paseo Entre Catedrales, en el Campo del Sur.

Una vez firmada la cesión del antiguo Matadero -en un proceso que ha necesitado someter a exposición pública el cambio de propietario, anunciar la cesión en el Boletín Oficial de la Provincia y aprobarlo en el pleno municipal-, los siguientes objetivos de la Iglesia en este sentido son iniciar los trabajos para construir la nueva parroquia de Cortadura y obtener también los terrenos previstos en el barrio de Astilleros para construir también allí un nuevo templo, que compartirá terrenos con la guardería municipal y con la sede de la asociación de vecinos de la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios