Cádiz

El Obispado crea una Mesa de Atención para los refugiados

  • Realiza un llamamiento a las personas dispuestas a ofrecer cobijo o ayudar con dinero

El drama de la inmigración sacude consciencias en este denominado primer mundo que hasta que no han llamado a su puerta apenas si se ha preocupado por los que se mueren de hambre. Países de la Europa Central que miraban con desdén los naufragios en el Estrecho o las aguas cercanas a Sicilia han reaccionado al fin ante el grito ensordecedor del miedo y el hambre.

En Cádiz, donde varias asociaciones llevan tiempo ocupándose de este problema global, la crisis de los refugiados sirios que huyen de su país ha movilizado a instituciones para intentar dar una atención adecuada. De hecho, ayer se conoció que la Diócesis de Cádiz y Ceuta va a crear una Mesa Diocesana para la Atención a los Refugiados. La mesa, que coordinará la ayuda, está constituida por las delegaciones de Pastoral de Migraciones y Cáritas, la Conferencia de Religiosos, la Fundación Centro Tierra de Todos y la Asociación Cardijn.

Desde el Obispado de Cádiz manifestaron ayer tarde que situaciones como las que se están viviendo, "que muchos califican de verdadera catástrofe humanitaria", reclaman "respuestas urgentes, eficaces y generosas. Europa, a cuyas puertas llaman angustiadas estas personas pidiendo refugio, ha de implicarse con mayor empeño en buscar soluciones globales. Han de comprometerse de manera efectiva en primer lugar los gobiernos, pero también los ciudadanos".

"Nos unimos, una vez más, al clamor de tantas organizaciones y comunidades cristianas, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, que se sienten interpelados por esta dramática realidad que nos llega al corazón. No queremos quedar en el silencio para no ser cómplices de la indiferencia y de la llamada política del descarte que denuncia el Papa Francisco", continúa la nota emitida por el Obispado.

Desde esta Mesa Diocesana de Atención a los Refugiados se quiso hacer una llamada a todos los católicos de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, a las parroquias y comunidades, a las Instituciones y Entidades religiosas, a las familias y a los particulares "para que se ofrezcan, bien sea a acoger, bien sea a contribuir económicamente o con bienes, en las atenciones y acogidas, bien sea a prestar un servicio de voluntariado desde la generosidad y las posibilidades de cada uno".

Para ello se ha puesto en marcha una sede de coordinación de la información y atención en la Fundación Tierra de Todos, con el siguiente teléfono de contacto: 956290714. Asimismo desde los servicios y oficinas de todas las entidades eclesiales participantes, especialmente desde las Caritas parroquiales, se atenderá cualquier tipo de información o colaboración.

Al mismo tiempo se va a abrir una cuenta corriente dedicada exclusivamente para la colaboración económica en la atención a los refugiados, que se dará a conocer a través de la página web del Obispado de Cádiz.

Por otra parte, Rafael Lara, coordinador de la Asociación Pro Derechos Humanos de Cádiz, comentaba ayer a este diario que llevan tiempo alertando de la situación que viven estas personas en sus países de origen y que un informe de Frontera Sur advierte de la situación que ahora se está produciendo, con naciones que violan los derechos humanos, y con países ricos haciendo gala de un egoísmo indecente. Desde la APDHA se está intentando canalizar todas las ayudas para dar una respuesta ordenada, "aunque -decía- aún quedan muchas incógnitas por resolver, como el número de refugiados que acogerá cada comunidad o qué recursos va a aportar el Estado".

Recordó igualmente que para que esta acogida sea efectiva "no basta con soltar a la gente como si fueran paquetes en una casa, habrá que ayudarles en un entorno nuevo. Nosotros ya estamos en contacto con las administraciones y de entrada hemos advertido una gran receptividad. Ahora hay que poner todo esto encima de la mesa". Lara criticó la actuación de Occidente, "que está llevando a la ruina a estos países y que provoca un éxodo masivo".

Mañana miércoles habrá una concentración de apoyo a los refugiados que se celebrará en la plaza de San Juan de Dios a las ocho de la tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios