Cádiz

“El Ministerio de Sanidad sólo existe porque alguien quiere ocupar un cargo”

  • Grisolía respondió a los asistentes cuestiones relacionadas con la Teoría de la Evolución, la Iglesia y la genética

No contestaba una pregunta en el foro posterior a su conferencia ni se refería a la Teoría de la Evolución. Pero Grisolía sorprendió a todos los asistentes en el Casino Gaditano con una de sus reflexiones: “No debería haber Ministerio de Sanidad”. A su juicio, con todas las competencias en materia sanitaria trasladadas a las comunidades autónomas, esta administración no tiene sentido. “Sólo existe porque alguien quiere ocupar un cargo”, mencionó al respecto, recordando que la primera ministra de Sanidad no llegó hasta la época de la República y duró únicamente un año.

Fue una de las reflexiones destacadas que Grisolía ofreció en su visita a Cádiz, donde también afirmó que la posibilidad de recibir el Premio Nobel “ya se pasó”, ya que cuando era joven había pocos científicos “y yo era bastante más conocido que ahora”, donde hay jóvenes estupendos en España “y es importante que alguno de ellos lo consiga”. Para ello, Grisolía hizo un llamamiento “a cooperar entre ellos en la investigación para poder competir con otros grandes grupos”.

Buena parte de las preguntas lanzadas por el público, que tuvo como transmisor al director adjunto de Diario de Cádiz, José Antonio Hidalgo, relacionaban la teoría evolucionista con la Iglesia. De hecho, por ejemplo, le preguntaron si la Teoría de la Evolución es compatible con el creacionismo bíblico o si la Iglesia debía pedir perdón a Darwin como hizo la anglicana. Al respecto, este médico comentó que “puedes o no creer en aspectos religiosos, pero la ciencia es evidente y se puede demostrar”. También habló Grisolía del suicidio, sobre el que le preguntaron si es parte de la selección natural. “¡Dios mío, no!”, afirmó defendiendo el principio que tiene muy en cuenta de que “la vida es sagrada”.

Otro asistente quiso saber si la herencia genética es todo en cada persona. “No. Nadie sabe el porcentaje de genética y naturaleza que hay en el hombre y muchos estudios revelan que el medio ambiente es importante. ¿Por qué somos tan distintos a uno de Fernando Poo? Por el medio ambiente en el que vivimos, que son muy diferentes”.

¿Y dónde está el límite de la ciencia?, fue otra de las preguntas de ayer. “No hay límite en la ciencia. Como todas las actuaciones humanas, se pueden admirar o se pueden criticar”, respondió Grisolía, que antes de concluir la sesión del Foro de Cádiz quiso dar un último consejo a los asistentes: “lean el libro de los viajes de Darwin, que también os servirá para ver la España que teníamos y lo que hicimos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios